vida moderna

¿Qué pasa si el color de la orina está muy amarillo?

Por medio de la orina, el cuerpo elimina los desechos y el exceso de agua.


Al acudir al médico para un chequeo general, es frecuente que se le prescriban exámenes de orina y sangre a las personas, ya que en estos líquidos se pueden identificar los niveles de diversos factores determinantes en la salud.

Es así que el color de la orina puede ser un indicio de que el cuerpo está funcionando correctamente o, en su defecto, si es posible que sufra alguna infección o enfermedad. Antes de explicar qué significan las distintas tonalidades de la orina, vale recordar que por medio de esta el organismo expulsa los desechos y excesos de agua en la sangre, según explica la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Este proceso sucede luego de que la sangre transporta los residuos, también llamados urea, hasta los riñones, donde es producida la orina, la cual finalmente es acumulada en la vejiga. Entre las afecciones que pueden provocar problemas al orinar, precisan desde Medline Plus, se enlistan la insuficiencia renal, las infecciones del tracto urinario o padecer una condición que obstaculice el control de la vejiga.

También puede ser de interés...

¿Qué puede indicar los colores de la orina?

Como señalan los expertos de Mayo Clinic, una entidad sin ánimo de lucro que difunde información médica, el color de la orina puede variar entre un amarillo claro a un ámbar oscuro.

Estas tonalidades están determinadas por un pigmento llamado urocromo, continúan explicando desde el portal, y el color puede ser distinto dependiendo de la concentración de la orina. Asimismo, algunos componentes de los alimentos pueden cambiar momentáneamente el tono de la orina.

“Las remolachas, las bayas y los frijoles (habas) son algunos de los alimentos que más afectan el color. Muchos medicamentos de venta libre y recetados le dan a la orina tonos vívidos, como rojo, amarillo o azul verdoso”, añaden.

Por su parte, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, Medline Plus, apunta que cuando la orina se sale del rango de color mencionado anteriormente y toma una tonalidad muchísimo más oscura puede ser un signo de alerta de que algo no está funcionando bien en el organismo.

De acuerdo con el mencionado portal, se considera un color anormal cuando la orina es marrón, roja o naranja.

Otros colores más claros también pueden ser señales a las que se debe prestar atención. Así lo mencionan en el portal Cuídate Plus, en el que indican que una orina muy clara o transparente podría asociarse a afecciones relacionadas con la diabetes. Aunque, generalmente, puede deberse a que la persona consume abundante agua.

En ese sentido, los profesionales de la salud apuntan que es necesario evaluar un cuadro más general, es decir, ver si el color de la orina cambió de manera repentina y si se presentan al tiempo otros malestares o molestias, como un olor más fuerte, dificultades para orinar o dolor.

Muestra de orina
En ese sentido, los profesionales de la salud apuntan que es necesario evaluar un cuadro más general, es decir, ver si el color de la orina cambió de manera repentina y si se presentan al tiempo otros malestares o molestias, como un olor más fuerte, dificultades para orinar o dolor. - Foto: Getty Images

Para Medline Plus, una persona debe consultar al médico cuando no se encuentre explicación aparente para la tonalidad de la orina y el color no vuelva a la normalidad después de varios días. También recomiendan acudir ante un profesional de observar orina en la sangre, así sea en una sola ocasión, pues puede ser signo de una condición de salud más grave.

“Por ejemplo, la orina de color rojo oscuro o marrón es una característica que identifica a la porfiria, un trastorno poco frecuente y congénito de los glóbulos rojos”, explican desde Mayo Clinic.

Igualmente, no está de más recordar que frente a cualquier síntoma extraño o sospecha de que algo está funcionando indebidamente en el cuerpo, lo más idóneo es acudir al médico. De esta forma, las personas podrán resolver sus inquietudes y recibir el tratamiento adecuado, de ser necesario.