salud

¿Qué pasa si se toma agua de hojas de higo?

Esta planta tiene efectos antiinflamatorios, hipoglucémicos y antimicrobianos.


Desde hace miles de años el té de hoja de higo se ha usado como remedio natural en muchas culturas para promover bienestar al organismo. Se le atribuyen diversas propiedades que ayudan en el tratamiento de afecciones como el estreñimiento, los altos niveles de azúcar en la sangre y los problemas respiratorios.

De acuerdo con un artículo divulgado en Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, las hojas de esta planta aportan compuestos fenólicos, ácidos orgánicos y sustancias volátiles que le confieren efectos hipoglucémicos, antioxidantes, antiinflamatorios, hipolipémicos y antimicrobianos, según cita un artículo publicado en el portal Mejor con Salud.

Control de la glucosa

Si bien no se trata de una planta milagrosa, el té de hojas de higo podría ser un remedio natural que sirva como complemento para disminuir los niveles altos de glucosa en la sangre. Un ensayo clínico dado a conocer en la revista Diabetes Research and Clinical Practice determinó que incluir esta bebida como parte de la dieta puede ayudar a controlar la glucemia posprandial. Es decir, reduce los picos de azúcar en la sangre después de haber comido.

Mejor digestión

Un artículo publicado en la revista de salud y bienestar Glamour, de México, indica que esta bebida estimula la digestión, alivia los problemas de las personas que padecen de estreñimiento y facilita el proceso de adelgazamiento, esto debido a que las mencionadas hojas son fuente de fibra, que ayuda a mejorar y estimular el funcionamiento y la limpieza de los intestinos.

Expertos señalan que la infusión de hierba de sapo ayuda a reducir los niveles altos de triglicéridos y colesterol. Foto: Gettyimages.
La infusión de hojas de higo puede ayudar a mejorar los procesos digestivos. Foto: Gettyimages. - Foto: Foto Gettyimages

Colesterol y triglicéridos

Si bien no hay suficientes investigaciones que permitan determinar la capacidad de la hoja de higo para disminuir el colesterol y los triglicéridos, un estudio en animales divulgado en la revista científica Phytotherapy Research determinó que ayuda a modular el perfil lipídico y a reducir los factores de riesgo asociados a los lípidos. Se cree que el té de estas hojas puede ayudar a incrementar los niveles de colesterol HDL, conocido como bueno.

Problemas respiratorios

El té de hoja de higo es recomendado para el tratamiento de enfermedades relacionadas con las vías respiratorias. Sin embargo, de acuerdo con los expertos, es importante tener en cuenta que antes de incluir esta infusión a la dieta es necesario consultarlo con un médico para evitar reacciones inesperadas.

¿Cómo prepararla?

Debido a su composición, el té de hoja de higo es un buen complemento para la alimentación. La recomendación de los especialistas es que su ingesta se realice en el marco de una dieta sana y equilibrada para obtener sus beneficios.

Para elaborar esta bebida se requiere de dos tazas de agua y dos cucharadas de hojas secas de higo. Se pone a hervir el agua y cuando llegue a punto de ebullición, se reduce el fuego, se agregan las hojas y se dejan cocinar durante cinco minutos.

Pasado este tiempo, se retira del fuego, se deja enfriar y se cuela. Lo ideal es evitar agregar azúcar u otros endulzantes. Se pueden ingerir dos tazas al día, dos o tres veces por semana. Es importante evitar el consumo prolongado.

De hecho, la revista de bienestar y salud Mundo Sano advierte algunas contraindicaciones a las cuales se debe prestar atención.

Por ejemplo, se recomienda evitar el consumo excesivo de este ingrediente debido a que puede ocasionar diarrea. Adicionalmente, el abuso de las infusiones de la hoja de higo puede provocar niveles de glucosa muy bajos en la sangre.

El contacto directo con estas hojas puede causar erupciones cutáneas en personas de piel sensible. Por último, en caso de tener una cirugía programada hay que evitar su consumo. Se cree que su ingesta aumenta el riesgo de hemorragias. Tampoco debe consumirse de manera simultánea con medicamentos anticoagulantes, antidiabéticos o fármacos para cualquier enfermedad crónica.