ciencia

¿Más de 100 años? Así se puede aumentar la esperanza de vida de las personas

De acuerdo con la tasa de mortalidad registrada en Latinoamérica durante los últimos años, la esperanza de vida es de 79 años.


En un reciente estudio que se realizó de la mano con la Fundación Nacional de Ciencias de Suiza se pudo determinar que los seres humanos pueden llegar a vivir y sobrepasar los 130 años de edad. Aunque la posibilidad de que esto suceda es mínima, los investigadores aseguran que puede ser posible.

El riesgo de muerte en las personas suele incrementar con el pasar del tiempo, pero, según la investigación, al sobrepasar los 110 años las probabilidades de partir de este mundo ‘se estabilizan’ y por lo tanto representan un 50/50, es decir, la mitad.

Anthony Davison, profesor de estadística del Instituto Federal Suizo de Tecnología en Lausana (EPFL), le dijo a la agencia AFP que “más allá de los 110 años, uno puede pensar que vivir un año más es casi como lanzar una moneda al aire. Si sale cara, entonces vives hasta tu próximo cumpleaños, y si no, morirás en algún momento dentro del próximo año”, señaló.

Por su parte, David Escors, virólogo y académico español, expresó que teniendo en cuenta la genética del ser humano las personas pueden vivir hasta 130 años, no obstante, existen variables que determinan los años del hombre en la tierra; factores ambientales, hábitos y enfermedades aceleran lo signos de edad y la vejez ya que se incrementa el daño celular, así lo dijo a través de una entrevista con ABC.ES.

Variables que hacen que el ser humano no llegue a vivir más de 100 años

  • Alimentación

La comida es fuente esencial de vida, sin embargo, existen malos hábitos de alimentación que no benefician al organismo. Escors dice que una dieta saludable es esencial para el funcionamiento del cuerpo, además, sostiene que a través de la ingesta de alimentos saludables se mitigan varios signos de la edad.

De acuerdo con un estudio publicado en la mayor editorial de libros de medicina y literatura científica del mundo, Elsevier, “la alimentación es saludable cuando favorece el buen estado de salud y disminuye el riesgo de enfermedades crónicas relacionadas con ella”, en efecto esta reduce el deterioro cognitivo de las personas.

Los hábitos de una alimentación sana se deben adoptar desde la temprana edad, muchos seres humanos esperan a que la vejez llegue para cambiar sus comidas y ese es uno de los factores que impide sobrepasar los 100 años de edad.

  • Sedentarismo

Actualmente, con la llegada de las nuevas tecnologías e innovación de diferentes dispositivos las personas se mueven menos. El sedentarismo produce enfermedades como la obesidad y disminuye la esperanza de vida de las personas.

Desde luego, las personas no realizan ejercicio constantemente y según la Organización de las Naciones Unidas (OMS) no llevar un buen registro de actividad física en el transcurso de vida provoca “los accidentes cerebrovasculares, la diabetes y varios tipos de cáncer”.

Actividades como ver televisión, conectarse durante mucho tiempo al celular y permanecer en el computador son prácticas sedentarias. La Escuela de Salud Pública de la Universidad de Alabama, en Estados Unidos, determinó que el sedentarismo puede afectar severamente a la mente y provocar la pérdida de habilidades como recordar, razonar, comunicarse y resolver problemas durante la vejez.

  • Estrés

Esta sensación es de las más comunes en las personas y, posiblemente, se percibe diariamente. El estrés provoca contracturas musculares y afecta no solo al ser humano sino que también su percepción con el entorno. Un estudio realizado por la Universidad de Yale, ubicada en New Haven, Connecticut, específica que el estrés puede acelerar ‘el reloj biológico’.

El portal especializado en medicina Medline Plus menciona que el primer paso para que una persona maneje el estrés en su vida es reconocer que está experimentado esta sensación. Asimismo, recalca que es importante evitar aliviar el estrés comiendo desproporcionadamente, fumando, bebiendo alcohol o durmiendo por mucho tiempo.

Para los expertos, la salud emocional es un factor clave que aumenta la vida de las personas y evita el envejecimiento prematuro.