Home

Perros

Artículo

Perros
Perros comiendo. - Foto: Getty Images

navidad

¿Cómo hacer para que los animales de compañía no engorden en navidad?

El sobrepeso y la obesidad afectan en promedio al 25% de los perros y su prevalencia ha aumentado en los últimos años.

La navidad es quizás la época del año en la que las personas más se preocupan por el posible aumento de peso debido al alto consumo de comida en las festividades. En ese sentido, diciembre también es un mes en el que los animales de compañía suelen engordar al mismo ritmo que sus dueños.

Según Susan Nelson, profesora clínica en el Centro de Salud Veterinaria de la Universidad de Kansas, los animales de compañía incrementan de peso en navidad por cuenta de la alta ingesta de golosinas y las sobras de las cenas. Además, añadió la experta, los tenedores de mascotas reducen su actividad física y, en consecuencia, se merman los juegos con los animales.

“Las sobras de la mesa tienen un alto contenido de calorías y grasas, provocan aumento de peso y también pueden causar malestar gastrointestinal o pancreatitis potencialmente mortal”, dijo Nelson en conversación con el portal Animals Health.

Al respecto, y con el fin de minimizar el incremento de peso animal, la experta recomendó limitar el número de dulces para las mascotas en por lo menos un 10%. También es bueno dividir las golosinas que se les dan a los animales de compañía en porciones más pequeñas. “Las mascotas no notarán la diferencia y de esta forma consumirán menos calorías”, manifestó Nelson.

Otra opción bastante útil es utilizar un dispensador de comida o un rompecabezas para prolongar la cantidad de tiempo que le lleva a una mascota comer.

Es fundamental mantener a los animales fuera del comedor y de la cocina cuando se realizan las comidas familiares. Para quienes no tienen el tiempo suficiente de sacar de paseo a sus animales es recomendable que contraten a un paseador profesional, o recurrir a un amigo de la familia para que juegue con el animal. “Las guarderías para mascotas también ofrecen oportunidades para la actividad y la socialización de los animales”, concluyó la experta.

Nelson destacó que el sector de la nutrición animal innova cada vez más en productos que permiten controlar las raciones y las calorías diarias de los animales de compañía. De esta manera se puede evitar el sobrepeso.

Cabe destacar que, como en los humanos, la obesidad es un problema de salud que puede condicionar la vida de las mascotas. Por eso es importante saber que un animal en buenas condiciones debe tener las costillas palpables.

El sobrepeso y la obesidad afectan en promedio al 25% de los perros y su prevalencia ha aumentado en los últimos años. De hecho, en diferentes naciones del mundo se ha identificado que, en cifras, la obesidad canina es similar a la de los humanos.

De hecho, una revisión científica recientemente publicada en el portal Frontiers destacó que la inflamación crónica de bajo grado explica, en alguna medida, cómo la obesidad tiene numerosas consecuencias negativas para la salud de los perros.

“Esto es bien conocido y entendido, y estudios recientes han señalado la asociación entre la obesidad y la predisposición a tipos específicos de cáncer y sus complicaciones”, apuntó el estudio.

La investigación también añadió que al igual que la obesidad, la prevalencia de cáncer en perros se incrementó en las pasadas décadas. El cáncer es una de las principales causas de muertes para estos animales.