nación

Disidencia de las FARC acepta “efectos colaterales” contra la población civil en guerra contra el ELN

La banda delincuencial ofreció disculpas públicas y enfatizó que la ciudadanía inocente no forma parte de sus objetivos militares.


El Frente 28 José María Córdoba de las FARC-EP manifestó este viernes 21 de enero que debido a los enfrentamientos que han tenido en los últimos días contra miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) se han registrado efectos colaterales.

Mediante un comunicado de prensa, el grupo al margen de la ley admitió que la población civil ha sido la principal afectada con estos fuertes choques. Además, puntualizó que la gente inocente no es su objetivo militar.

“En el marco de esta acción legítima de la guerra demencial que el ELN les declaró a las FARC-EP se han presentado daños colaterales que han afectado los bienes de la población civil y han generado zozobra”, manifestó inicialmente.

Luego, agregó: “Expresamos públicamente nuestras disculpas y asumimos nuestra responsabilidad. Lamentamos que esta confrontación afecte de manera directa a los ciudadanos, aclarando que ellos están fuera de nuestros objetivos militares”.

El Frente 28, igualmente, aprovechó el momento para amenazar a todas las personas que de alguna manera forman parte de la organización criminal del Ejército de Liberación Nacional (ELN), enfatizando que no van a descansar hasta encontrarlos.

“A los combatientes, milicianos, informantes, guardias y todo aquel que de manera directa está relacionado con las acciones demenciales del ELN, sepan que no descansaremos hasta encontrarlos. Los buscaremos hasta debajo de las piedras. Los que estaban buscando la guerra ahí la tienen”, concluyó.

Así es la guerra a muerte en Arauca entre disidencias de las FARC y el ELN

El terror no da tregua en el departamento de Arauca. Esta semana el país se despertó con la noticia de un nuevo bombazo, esta vez en el municipio de Saravena, que dejó una persona muerta, cerca de 20 heridos y millonarias pérdidas por cuenta del impacto explosivo. Esta región hoy es un caos y detrás de estos actos criminales hay una guerra a sangre y fuego entre guerrillas por el control territorial y el millonario negocio del tráfico de drogas.

SEMANA tuvo acceso a varias informaciones de la inteligencia del Ejército Nacional que confirma este enfrentamiento y las alianzas que se hacen desde Colombia y al otro lado de la frontera, en Venezuela.

Una interceptación de audio, presuntamente a alias Antonio Medina, cabecilla de la subestructura criminal del GAO-r 28, de las disidencias de las FARC, da cuenta de la frialdad con la que se ordenan las acciones. “La idea es volar esos negocios de los ‘manes’, de Asojuntas, presidentes de juntas, líderes de ellos, toda esa mierda. Hay que matarlos”, dice la grabación.

Según los hallazgos de inteligencia, el pacto de no agresión entre las disidencias de las FARC (GAO-r E-10) y el frente del ELN Domingo Laín Sanz se rompió ante la ausencia de cabecillas con trayectoria delictiva, activándose nuevamente las confrontaciones armadas.

Las Fuerzas Militares han logrado atajar varias acciones criminales y han capturado a miembros de estas organizaciones, pero en medio de la guerra que se han declarado se siguen presentado acciones de extrema violencia que generan temor en la población, como la masacre de 23 personas en inmediaciones de Tame, Saravena y Arauquita.