nación

Inicia nueva mesa de diálogo con indígenas emberá para el retorno a sus territorios

El director de la Unidad de Víctimas, Ramón Rodríguez, busca llegar a unos acuerdos para el retorno y reubicación, con base en los principios de voluntariedad, dignidad y seguridad.


El Gobierno de Colombia anunció la realización de una nueva mesa de diálogo con los indígenas emberá que permanecen en Bogotá, con lo que se busca un retorno seguro a sus territorios.

De acuerdo con el director de la Unidad para las Víctimas, Ramón Rodríguez, lo que se busca es llegar a unos acuerdos para el retorno y reubicación, con base en los principios de voluntariedad, dignidad y seguridad.

El funcionario señaló que el objetivo es ser garantes de la comunidad que se encuentra en el Parque Nacional, para asegurar los retornos, como ya se han hecho en tres oportunidades recientemente.

“Ya tuvimos el primer acercamiento para la caracterización, por lo que esperamos tener el principio de voluntariedad para seguir trabajando en las condiciones de seguridad en el territorio y buscar esas condiciones de dignidad frente a cada uno de los requerimientos que ellos hacen, para poder retornarlos a los territorios ancestrales”, indicó Rodríguez.

Señaló que dentro de ese proceso de concertación “vamos a garantizar la oferta institucional como lo hemos venido haciendo”.

También precisó que con el diálogo que se inicia este jueves lo que se pretende es que ese principio de voluntariedad sea manifestado por las comunidades y que se ratifique, porque significa hacer un trabajo en territorio con las autoridades a donde van a retornar.

El director de la Unidad de Víctimas resaltó que “siempre ha existido la voluntariedad para trabajar con las comunidades sin vulnerar los derechos adquiridos por ellos y siempre manteniendo la oferta institucional, tanto distrital como nacional, para garantizar su permanencia en Bogotá, pero también para lograr su retorno en unas condiciones dignas a su territorio”.

Por su parte, el viceministro del Interior, Carlos Baena, manifestó que la voluntad del Gobierno es participar en el diálogo que se concertó con las comunidades que están en el Parque Nacional, además del compromiso con su plan de retorno.

Traslado del Parque Nacional a La Florida

La Alcaldía de Bogotá reportó que en los últimos días se logró el traslado de 110 indígenas emberá asentados en el Parque Nacional a la Unidad de Protección Integral (UPI) de la Florida, centro dispuesto por el Idipron, mientras definen el regreso a sus territorios ubicados en Risaralda y Chocó.

A pesar de este traslado, en este lugar céntrico de la ciudad aún continúan más de 1.600 personas, pero de ese total solo un poco más de 400 indígenas realmente pernoctan en el parque.

Un total de 130 familias conformadas por 423 personas de la comunidad embera, que se encuentran en Bogotá, retornarán a sus territorios esté miércoles
La Alcaldía de Bogotá reportó que en los últimos días se logró el traslado de 110 indígenas emberá asentados en el Parque Nacional a la Unidad de Protección Integral (UPI) de la Florida. . - Foto: Unidad de Víctimas

“La caracterización arrojó que en el Parque Nacional hay más de 1.800 personas. No obstante, sabemos con información de terreno que solamente 900 pertenecen a comunidades indígenas, y solo 400 personas son las que pernoctan diariamente en el lugar; el resto lo que hace es dormir en otro lado y pasar el día en el Parque Nacional”, aseguró el secretario de Gobierno de Bogotá, Felipe Jiménez.

El funcionario reveló que en estos momentos no hay ningún fallo que obligue al Distrito a acatar alguna decisión a favor de los indígenas, porque el juez de segunda instancia declaró la nulidad del proceso. A pesar de ello, la Administración Distrital, por ahora, no intervendrá el lugar.

Según lo explicó el secretario Jiménez, “los emberá presentes en el Parque Nacional no serán desalojados por las autoridades, porque el proceso “aún está vigente; seguiremos insistiendo con ellos en que este lugar no es apto para que lo habiten mujeres embarazadas y niños, y que Bogotá tiene refugios dignos para que puedan vivir allí dignamente”.

En la UPI de la Florida, actualmente, están alojados cerca de 370 emberá, mientras son trasladados a sus lugares de origen con todas las garantías de seguridad.

A la fecha, el trabajo conjunto del Gobierno y del Distrito ha conseguido que 1.543 indígenas emberá hayan regresado a sus territorios en Chocó y Risaralda.

Desde 2020, la Alcaldía de Bogotá ha dispuesto más de 9.100 millones de pesos para la atención de esta comunidad en temas de salud, alimentación, educación y actividades para las mujeres y personas de la tercera edad.