Grupo de estudiantes en un colegio.
Las alertas están encendidas en el grupo poblacional de los adolescentes y menores de edad, quienes están cada vez más expuestos a un consumo de alcohol desmedido. - Foto: Getty Images

actualidad

Jóvenes en Colombia beben alcohol desde los 13 años y en compañía de sus padres

Un estudio realizado por la Corporación Nuevos Rumbos y la Fundación Bavaria indica que los jóvenes ya no consumen tanto licor con sus amigos y, por el contrario, sí lo hacen con sus padres o familiares.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Michigan, una de las instituciones educativas públicas con mayor prestigio en los Estados Unidos, lideró un estudio en el que se analizó la relación entre el aumento del consumo de bebidas alcohólicas durante la pandemia y los problemas de salud derivados de esta práctica.

Los expertos examinaron los cambios en el registro de las listas de espera para trasplante de hígado en territorio norteamericano y la asociación con la venta de alcohol desde que se inició la emergencia sanitaria. Después de analizar los datos, concluyeron que la principal hipótesis apunta a que los casos “aumentaron de manera desproporcionada”.

Ahora, las alertas están encendidas en el grupo poblacional de los adolescentes y menores de edad, quienes están cada vez más expuestos a un consumo de alcohol desmedido.

De acuerdo con el informe más reciente realizado por la Corporación Nuevos Rumbos y la Fundación Bavaria, que vinculó a más de 11.500 estudiantes de bachillerato hasta los 17 años de edad en Colombia, se identificó que desde los 13 años están consumiendo alcohol en mayores cantidades, una preocupación en materia de salud pública.

Ahora, las alertas están encendidas en el grupo poblacional de los adolescentes y menores de edad, quienes están cada vez más expuestos a un consumo de alcohol desmedido.

Pese a que los menores están iniciando el consumo de alcohol a los 13 años de edad, lo cierto es que las prevalencias del 2021 fueron menores a las de los estudios anteriores, registrándose un retraso en la edad de inicio en el consumo de alcohol equivalente a un año en cada estudio, es decir, en 2008 se registró que a los 11 años de edad los menores ya estaban probando el licor; la cifra pasó a 12 años en 2015 y finalmente a 13 años en 2021, lo que sigue siendo una edad preocupante.

Así las cosas, el estudio detalla que el 40 % de los menores de edad en Colombia siguen expuestos al consumo de alcohol, 60 % de ellos afirman que es fácil acceder a estos productos y 70 % de los jóvenes lo consumen en presencia de sus padres.

Foto de referencia de una zona de Medellín
En el panorama del país, la investigación señala que Medellín es la ciudad donde los adolescentes tienen los niveles más altos de consumo, pero Bogotá es la ciudad donde se consume más días seguidos, sobre todo entre adolescentes del sexo femenino. - Foto: Getty Images

Pero lo más preocupante, según lo revelado por el informe, es que los jóvenes ya no están consumiendo tanto alcohol con sus amigos como antes, sino que aumentó la cifra de los jóvenes que ingieren alcohol con sus padres y otros familiares. “Este último comportamiento está relacionado con la pandemia y las medidas que los llevaron a pasar un mayor tiempo en casa”, se lee en el informe.

En el panorama del país, la investigación señala que Medellín es la ciudad donde los adolescentes tienen los niveles más altos de consumo, pero Bogotá es la ciudad donde se consume más días seguidos, sobre todo entre adolescentes del sexo femenino.

De otro lado, Barranquilla es la ciudad con el menor índice de consumo por parte de menores en el último mes, y Cali, en la cual los menores menos consumen antes o durante la jornada escolar.

No obstante, Augusto Pérez, representante de la Corporación Nuevos Rumbos, explicó que “el comportamiento social de los adolescentes durante la pandemia se vio severamente restringido, lo que se reflejó en una disminución de los indicadores de consumo de alcohol”. Pero, dejó claro que son los adultos “los responsables de cuidar a los menores de edad, y eso significa no darles alcohol, no venderles, hacer cumplir las normas y no hacernos los ciegos cuando sepamos que están tomando”.

El año pasado la Organización Mundial de la Salud (OMS), organismo internacional encargado de gestionar políticas de prevención, promoción e intervención en salud a nivel mundial, publicó un documento en el que se refiere al consumo de alcohol durante la pandemia del coronavirus.

En el informe, el organismo internacional hizo un llamado para reducir su consumo por los efectos negativos que puede tener sobre la salud. Según la organización, durante los confinamientos las bebidas alcohólicas pueden debilitar el sistema inmunológico, haciendo que las personas sean más vulnerables a contagiarse de virus, incluido el coronavirus.