Home

Ciclismo

Artículo

Egan Arley Bernal Gomez of Ineos Grenadiers competes during the third stage of the PostNord Danmark Rundt from Otterup to Herning on August 18, 2022.
AFP/Bo AMSTRUP/Ritzau Scanpix
El pedalista zipaquireño ha corrido dos carreras desde su regreso. - Foto: AFP/Bo AMSTRUP/Ritzau Scanpix

ciclismo

Egan Bernal confesó que le “tocó presionar” al Ineos para volver a competir

El ciclista colombiano habló sobre su regreso al alto nivel del ciclismo.

Egan Bernal le ha dado a Colombia todo tipo de sensaciones en este 2022. Primero hubo incertidumbre y hasta temor por el accidente que sufrió en enero, pero después se convirtió en un ejemplo de vida al recuperarse para volver a subir a una bicicleta al más alto nivel.

Más allá de ser un referente del ciclismo nacional por lo hecho en su carrera, como ganar el Tour de Francia 2019 y el Giro de Italia 2021, su victoria más destacada es luchar por su sueño y volver a las carreras, cuando estuvo tan cerca de la muerte.

Después de cumplir con la rehabilitación física en el campamento del Ineos Grenadiers, el pedalista zipaquireño volvió a la competencia en el Tour de Dinamarca y el Tour de Alemania.

Pero para tener la oportunidad de estar sobre la bicicleta en esas carreras, Egan tuvo que presionar a su equipo y a varias personas. En conversación con Héctor Urrego, para el medio Mundo Ciclístico, el colombiano dijo que su regreso se dio por la intensidad que él puso para que su escuadra lo permitiera.

“La verdad con mucha presión. Me tocó presionar al equipo a tope para que el equipo me dejara competir”, expresó.

Además, contó que el médico que lo operó le dijo a los dos meses del accidente: “Tiene que hacer una decisión muy importante en su vida, y es a ver si va a volver a competir o no a nivel profesional, porque si vuelve a tener una caída fuerte, ahí, en la misma parte donde tiene la fractura, por bien que le vaya, va a quedar en silla de ruedas”.

Ya en Mónaco, en la concentración de la escuadra británica, entendió que no lo “iban a dejar competir” por el riesgo que eso significaba. “Me fui recuperando rápidamente y, ya cuando me vi en esa situación que podía competir, empecé a hacer llamadas presionando al entrenador, presionando a los directores, al manager”, agregó.

Con la fe intacta en él mismo, trató “de convencer a todo el mundo” para que lo “dejaran competir” al más alto nivel. “Por fin se decidió que iba a competir en Dinamarca porque supuestamente iba a ser una carrera tranquila, que terminó siendo super dura”.

La caída en Dinamarca

En su primera carrera de la temporada, el pasado viernes 19 de agosto afrontó la etapa 4 del Tour de Dinamarca. Aunque no figuraba como líder, estatus que solía mantener, el zipaquireño de 25 años demostró sí era un gregario de lujo.

En medio de sus labores para el Ineos Grenadiers, Egan se vio afectado por una caída que generó preocupación en sus seguidores e hizo recordar lo sucedido el pasado 24 de enero.

A falta de 140 kilómetros para arribar a meta, el joven maravilla se fue al piso y tuvo que ser asistido por su equipo. Por fortuna, se levantó de inmediato, cambió de bicicleta y siguió con la carrera.

Pese a la caída, Egan Bernal se recuperó y cumplió a cabalidad con esa carrera. Después se le vio participando en el Tour de Alemania, competencia que abandonó en la última etapa.