tour de francia

Mujer que provocó accidente en el Tour de Francia fue condenada y deberá pagar una multa

Llegó a su fin el juicio a la francesa que provocó la caída masiva de ciclistas en el mes de junio en el Tour de Francia y que generó tanto revuelo en todo el mundo.


Una joven que había provocado una caída masiva de ciclistas el pasado mes de junio en el Tour de Francia, fue condenada este 9 de diciembre a una multa de 1.200 euros (1.357 dólares) por el tribunal correccional de Brest.

La espectadora provocó una fuerte caída en la primera etapa del Tour de Francia 2021, donde se vieron involucrados más de 100 ciclistas. La mujer que le mostraba a la televisión una pancarta en la que se podía leer “Allez Opi Omi” ocasionó que el ciclista Tony Martin se estrellara de manera estrepitosa con ella y luego se desatara la colisión masiva.

Según el diario Ouest de Francia, la mujer sería juzgada por “poner en peligro la seguridad de otros” y también por un delito de “lesiones involuntarias” que no provoca una incapacidad para trabajar superior a tres meses.

La imagen que le dio la vuelta al mundo por dicho cartel, que significa en español “¡Vamos abuelo-abuela!“, fue calificada por varios miembros como un hecho lamentable y vergonzoso. “La entrevistada expresó un sentimiento de vergüenza, de miedo ante las consecuencias de su acto. Dice que está angustiada por la cobertura de los medios de lo que ella llama su estupidez“, dijo Camille Miansoni, fiscal de Brest.

Por su parte, el diario francés aseguró que el abogado de la acusada, Julien Bradmetz, dijo que no se comunicaría sobre este caso. Desde una fuente cercana, pudo alegar la mala organización de la carrera y la falta de seguridad. La 108.ª edición de la Grande Boucle estuvo marcada por muchas caídas y abandonos.

El Tour de Francia incluso llegó a denunciar a la espectadora acusada de estar en el origen de la multitudinaria caída de la primera etapa; sin embargo, entre Brest y Landerneau se decidió retirar la demanda, informó el director Christian Prudhomme en la salida de la sexta etapa en la ciudad de Tours.

“Esto tomó proporciones locas”, declaró a la AFP el director del Tour. “Queremos apaciguar las cosas y sobre todo que el mensaje cale entre el público. Se trata de recordar las medidas de precaución en la ruta del Tour”, señaló.

Fue tal el impacto de este incidente que la espectadora francesa fue detenida durante dos días, según la gendarmería de Finistère.

Las autoridades contemplaron la posibilidad de que la mujer fuera alarmada y escapara del país.

Antes de ello se había lanzado una convocatoria de testigos para encontrar a la espectadora utilizando Facebook y así hallar información para dar con el paradero de la mujer. Además de los constantes llamados de la autoridad local a los ciudadanos, “se ruega a cualquier persona que tenga información que llame al Centro Operativo de la Gendarmería de Finistère”.

La condena

Según concluyó este caso, la mujer, de 31 años, deberá pagar 1.200 euros (1.357 dólares) y también saldar su deuda con un euro simbólico a la Unión Nacional de Ciclistas Profesionales (UNCP), parte civil.

En su proceso del 14 de octubre, la Fiscalía había requerido un castigo simbólico de cuatro meses de prisión con suspenso de pena contra la espectadora, acusada de “poner en peligro a otros” y “lesiones involuntarias”.

*Con información de la AFP.