ciclismo

Polémica en el Tour de Francia: equipo de colombiano, bajo vigilancia por dopaje

La Grande Boucle inicia el próximo 1 de julio en Dinamarca.


A menos de cinco días de iniciarse la segunda grande del año, el Tour de Francia, una nueva polémica se desató en equipo donde milita el colombiano Santiago Buitrago, el Bahrain Victorious. Cabe recordar que el ganador de una etapa en el Giro de Italia no estará presente en esta edición de la carrera francesa.

La policía llevó a cabo este lunes registros en los domicilios de algunos ciclistas y miembros de personal. “La investigación sobre los miembros del equipo, que comenzó hace un año y que no ha dado ningún resultado, continúa justo antes de la salida de la carrera ciclista más importante, el Tour de Francia, y atenta contra la reputación de las personas y del equipo”, declaró en un comunicado la formación.

La edición 2022 del Tour, para la que el Bahrain se clasificó automáticamente, comenzará el viernes en Copenhague.

“El equipo coopera de manera constructiva en todos los procesos y con todas las instituciones competentes”, añadió el Bahrain, recordando el registro sufrido el año pasado: “A día de hoy, el equipo no ha sido informado del avance, ni de los resultados, ni ha tenido ninguna respuesta sobre la investigación llevada a cabo por la fiscalía de Marsella”.

El Bahrain añadió haber “solicitado en varias ocasiones acceder al caso o conocer el estado de la investigación, pero sin éxito”.

Tras el registro realizado en la última semana de la pasada edición de la Grande Boucle, en Pau, varias filtraciones reveladas en octubre dieron a conocer del hallazgo de restos de tizanidina, un potente relajante muscular utilizado contra la esclerosis múltiple (y que no está prohibido por el reglamento antidopaje), en los análisis capilares de varios corredores, aunque el equipo negó haber sido informado de este hecho y el laboratorio no confirmó la identidad de los ciclistas.

Este año, el esloveno Matej Mohoric, el belga Dylan Teuns, el británico Fred Wright y el australiano Jack Haig, son los únicos corredores que repetirán con respecto a los que participaron en el Tour-2021.

Completarán la formación en la salida de Copenhague el también esloveno Jan Tratnik, el italiano Damiano Caruso, segundo en el Giro-2021, el veterano español Luis León Sánchez (38 años) y el polaco Kamil Gradek.

La formación, cuyo uno de sus jefes de fila, el italiano Sonny Colbrelli, sufrió una parada cardiorrespiratoria nada más acabar una etapa en la Volta a Cataluña, está dirigido por el esloveno Milan Erzen, que en 2020 fue investigado por su supuesta implicación en el caso de dopaje sanguíneo conocido como Aderlass, unas acusaciones que calificó de “totalmente falsas”.

¿Qué respondió el equipo?

Mediante un comunicado oficial que fue publicado en las últimas horas, la escuadra de Medio Oriente confirmó que “siempre trabaja en base a los más altos estándares de profesionalismo en los deportes, incluida la integridad de todos los miembros profesionales y competidores. El equipo coopera constructivamente en todos los procedimientos y con todas las instituciones competentes.

La investigación sobre los miembros del equipo, que comenzó hace casi un año y no arrojó ningún resultado, continúa justo antes del inicio de la carrera ciclista más importante, el Tour de Francia, y daña la reputación de los individuos y Team Bahrain Victorious. Debido a investigaciones recientes, el equipo siente que el momento de esta investigación tiene como objetivo dañar intencionalmente la reputación del equipo”, dice una parte de la misiva.

Y cierra: “El equipo siempre ha cooperado de forma totalmente transparente con todas las instituciones competentes y seguirá haciéndolo en el futuro, con la esperanza de una mayor transparencia y un sentido de independencia de los investigadores, así como un trato igualitario de todos los equipos”.