Tendencias

Home

Ciclismo

Artículo

Biniam Girmay fue el ganador de la décima etapa del Giro de Italia
Biniam Girmay fue el ganador de la décima etapa del Giro de Italia - Foto: Captura Eurosport

ciclismo

Video | Insólito: Girmay, ganador de la etapa 10, acabó en la enfermería tras golpearse un ojo con el corcho de la champaña

La inesperada situación sucedió al subir al podio luego de ganar la décima fracción entre Pescara y Jesi.

El Giro de Italia 2022 no ha estado ajeno a situaciones fuera de lo normal. Ni siquiera el protocolo del podio final se salvó de vivir momentos de tensión tras el golpe que recibió Biniam Girmay, ganador de la etapa 10, con el corcho de la champaña que le regala la organización al que cruce primero la meta en cada jornada.

Girmay, que hizo historia al conseguir la primera victoria de Eritrea en la historia de la corsa rosa, se dirigió a abrir la botella que reposaba sobre el podio, soltó el sello de seguridad y acto seguido recibió un fuerte golpe sobre su ojo izquierdo que quedó evidenciado en las cámaras de la transmisión oficial.

A pesar del dolor que seguramente le representó la velocidad con la que salió disparado el corcho, Girmay levantó la champaña y la ofreció a los fans que lo aplaudían sin entender lo sucedido. El eritreo bajó de la tarima y allí informó de lo sucedido a los miembros del equipo, quiénes rápidamente lo acercaron a la enfermería dispuesta por la corsa rosa.

Semana en la Ruta se encontraba esperando las declaraciones del ganador de la décima fracción. Sin embargo, el jefe de prensa informó a los medios de comunicación presentes que Girmay no podría atenderlos a raíz del duro golpe que se ha vuelto viral en cuestión de minutos.

Furioso esprint

Antes de ese desafortunado momento en el podio, todo había sido alegría para el corredor eritreo que trabajó desde tempranas horas del día en conjunto con sus compañeros del Intermarché-Wanty-Gobert. Después de coronar el ascenso al tercer y último puerto categorizado del día, los ataques entre los favoritos y los candidatos a la etapa no se hicieron esperar.

El primer punto a cumplir era sacar del camino a los velocistas, entre ellos el colombiano Fernando Gaviria, que a la hora de encarar un hipotético embalaje eran demasiado obstáculo para escaladores y clasicómanos. Fue entonces cuando Matheiu Van der Poel (Alpecin-Fenix), favorito en las apuestas del día, atacó y seleccionó el grupo con los principales candidatos a a la clasificación general.

Juan Pedro López (Trek-Segafredo), portador de la maglia rosa, se mantuvo con un perfil bajo en ese lote, sin ninguna intención de buscar victoria o bonificación y enfocado en resistir a los ataques de sus máximos rivales como Richard Carapaz (Ineos Grenadiers), que alcanzó a descolgarse algunos metros antes de ser neutralizado por el ritmo del Alpecin.

Después de varios intentos lejanos, la batalla en la meta fue cosa de dos. Van der Poel, el favorito de los fans, y Biniam Girmay (Intermarché-Wanty), que utilizó toda la potencia de sus piernas para vencer al neerlandés y conseguir la primera victoria de un corredor eritreo en la historia del Giro de Italia.

Tuvimos el control desde el principio. Agradezco a mi equipo su trabajo, estoy muy contento”, comentó Girmay luego de llegar a meta y celebrar con sus compañeros y miembros del staff del Intermarché. “Todo el equipo me ayudó, incluso los escaladores. Pozzo (Pozzovivo) estuvo increíble. Me llevó muy bien”, agradeció el ciclista africano.

“Al principio del Giro sabíamos que teníamos posibilidades de ganar. Forma parte de todo un proceso y doy las gracias a todos los que me rodean. Cada día escribimos una nueva historia, y les estoy completamente agradecido”, valoró.

Aunque al final terminó con un duro golpe en el ojo, para Girmay esta etapa 10 del Giro tendrá para siempre un significado especial a raíz de la anhelada victoria, además que los puntos conseguidos en línea de meta le sirven para acomodarse en la clasificación de la maglia ciclamino con 148 unidades, solo tres menos (151 puntos) que el líder de esta clasificación que es el francés Arnaud Demare (Groupama-FDJ).