vacuna coronavirus

Bélgica tendrá que botar más de un millón de vacunas contra el coronavirus

Los biológicos desechados pertenecen a las distintas farmacéuticas que los desarrollaron.


En las próximas semanas se botarán en Bélgica cerca de 1.32 millones de dosis de las distintas vacunas contra el virus de la covid-19, puesto que están a punto de caducar, de acuerdo con el diario Le Soir.

En este momento, el país cuenta con 436.800 dosis de Astrazeneca que se vencen el 31 de mayo y 800.000 envases que se vencen en julio de Moderna y 90.000 adicionales de las desarrolladas por BioNTech/Pfizer.

En ese país, cerca del 80 % de la población ha recibido al menos una dosis de la vacuna y el 62 % tiene el esquema de inmunización completo.

En ese sentido, el medio indicó que de no continuar a buen ritmo el plan de vacunación del país europeo, se verán obligados a botar a la basura más dosis, ya sea en los próximos meses o en 2023.

Es por esto, que los países de la Unión Europea convocaron a los distintos ministros de Sanidad, los cuales plantearon donar estos biológicos a través del mecanismo Covax de la OMS para evitar que esto suceda nuevamente.

Vale la pena recordar que el uso de mascarilla en los transportes públicos en Bélgica dejó de ser obligatorio como medida de prevención del coronavirus a partir de este lunes, al tiempo que también se levantaron las últimas restricciones a los viajes no esenciales, tales como la obligación de cuarentena o test diagnósticos, según anunció el viernes el Gobierno.

Las autoridades consideran que la situación epidemiológica permite desactivar estas medidas y sólo se impondrá el uso de mascarilla en centros hospitalarios, farmacias y centros de salud, aunque se sigue recomendando su uso en situaciones en donde no es posible respetar la distancia mínima de metro y medio.

En el caso de los viajes no esenciales, hasta ahora sujetos a condiciones como certificados de vacunación, test o cuarentenas, dejan de estar desaconsejados y caen todas las restricciones vinculadas a estos desplazamientos.

Solo si un viajero llega a Bélgica procedente de una región en donde se haya localizado una variante de coronavirus considerada preocupante deberá cumplir condiciones de entrada.

La tasa de reproducción del virus se mantiene por debajo de 1 y cerca del 80% de la población ha recibido una dosis de vacuna contra la pandemia, un 60% dos dosis, datos que las autoridades han tenido en cuenta a la hora de relajar las medidas.

Viruela del mono en Bélgica

De otra parte, las autoridades belgas informaron que se detectó el segundo caso de viruela del mono el país, mientras que las autoridades sanitarias australianas reportaron este viernes el primer caso y un segundo en proceso de confirmación.

En Bélgica, el caso fue detectado en un laboratorio de Lovaina en un hombre del Brabante Flamenco, una región de la provincia de Flandes.

Este se suma al otro ya confirmado y, según la información, se está analizando la posible conexión entre ambos, ya que los dos asistieron a la misma fiesta.

En cuanto a Australia, la viruela del mono se detectó en un hombre de unos 30 años que había regresado recientemente de Gran Bretaña y que desarrolló síntomas leves antes de aterrizar en Melbourne, el pasado lunes.

*Con información de Europa Press