coronavirus

Nueva York ordena detener cirugías no esenciales en 40 hospitales por aumento de covid-19

En el estado se han registrado más de 90.100 nuevos contagios y más de 150 fallecimientos en la última jornada.


El estado de Nueva York, en Estados Unidos, ordenó a un total de 40 hospitales que rechacen las cirugías no esenciales y no urgentes durante las próximas dos semanas debido a la baja capacidad de camas por el aumento de los contagios de coronavirus.

Esta medida la tomaron con base en que el Departamento de Salud del Estado haya incluido las ubicaciones de estos hospitales en la lista de ‘regiones de alto riesgo’, pues el 90 por ciento de sus camas están ocupadas, recoge la cadena ABC.

“Utilizaremos todas las herramientas disponibles para ayudar a asegurar que los hospitales puedan manejar el aumento repentino de (contagios de la) covid-19″, explicó la comisionada estatal de Salud en funciones, la doctora Mary Bassett.

Además, recordó a los neoyorquinos que vacunarse e inocularse con dosis de refuerzo es “la mejor manera de protegerse contra enfermedades graves y hospitalizaciones por la covid-19″.

“La vacunación también protege nuestro sistema hospitalario. No podemos volver a los primeros meses de la pandemia cuando los hospitales estaban colapsados”, dijo.

Los 40 hospitales a los que se les dio esta orden se encuentran en tres regiones —Mohawk Valley, Finger Lakers y Central New York— situadas en el norte del estado.

El estado de Nueva York ha registrado más de 90.100 nuevos contagios y más de 150 fallecimientos en la última jornada. Además, la variante ómicron, más contagiosa que otras, representa el 94 % de las infecciones en el estado entre el 24 de diciembre y el 6 de enero, según ha detallado la Oficina del Gobernador.

Vacunación obligatoria llegó al Supremo de EE. UU.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos escuchó el pasado viernes las impugnaciones al intento del presidente, Joe Biden, de obligar a vacunarse contra la covid-19 a millones de trabajadores del país para frenar la expansión de la pandemia.

“¿Por qué no es esto necesario para reducir el grave riesgo?” de propagación del virus, le preguntó la jueza Elena Kagan al abogado que representa a las asociaciones empresariales que se oponen a la política del mandatario.

“Esta es una pandemia en la que ha muerto casi un millón de personas”, comentó la magistrada. “Es, por mucho, el mayor peligro para la salud pública que ha enfrentado este país en el último siglo. Y esta es la política más orientada a detener todo esto”, explicó.

Scott Keller, exfiscal general de Texas, que representa a las asociaciones empresariales, dijo que la norma que obliga a vacunarse contra la covid-19 a los empleados de empresas que emplean al menos 100 personas llevaría a muchos trabajadores a renunciar.

“Provocaría el desplazamiento permanente de trabajadores, lo que afectaría nuestra economía nacional”, dijo Keller. “Parte de los problemas que estamos viendo con esta norma es que realmente no pretende regular un peligro en el lugar de trabajo”, expresó.

“Es un peligro al que todos nos enfrentamos simplemente por despertarnos por la mañana”, afirmó. El juez Stephen Breyer dijo que “algunas personas pueden renunciar, tal vez el tres por ciento”.

Tras meses de llamamientos públicos a las personas indecisas o reacias a recibir sus vacunas, Biden aumentó la presión en septiembre. “Hemos sido pacientes, pero nuestra paciencia se está agotando”, aseveró.

El presidente demócrata hizo que las vacunas anticovid fueran obligatorias en las empresas que emplean a 100 trabajadores o más, así como para los trabajadores de la salud en las instalaciones que reciben fondos federales.

Los empleados no vacunados tendrían que presentar pruebas negativas semanales y usar mascarillas en el trabajo.

La Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA) dio plazo hasta el 9 de febrero a las empresas para cumplir las reglas o enfrentar la posibilidad de multas.

Los estadounidenses no vacunados continúan enfrentando una amenaza real de enfermedad grave y muerte, incluso por ómicron”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jan Psaki, en un comunicado.

Con información de Europa Press y AFP