cultura

“¡Paren el mundo, que me quiero bajar!”: las frases célebres de Mafalda creadas por Quino

Aunque el historietista argentino publicó su primera viñeta en Buenos Aires a sus 18 años, no fue hasta los 30 cuando del trazo de su lápiz nació Mafalda.


El mundo recibió con nostalgia la triste noticia del fallecimiento de Joaquín Salvador Lavado Tejón, más conocido como Quino, el famoso humorista e historietista argentino creador de Mafalda, una tira cómica sobre una pequeña niña argentina de clase media que se preocupa por la humanidad, la paz mundial y los derechos humanos.

Quino junto a una escultura de Mafalda que fue descubierta en Buenos Aires en 2009.
Quino junto a una escultura de Mafalda que fue descubierta en Buenos Aires en 2009. - Foto:

En su ingenio, Quino le dio vida a un particular personaje que rápidamente se convirtió en un ícono cultural, no solo en la región latinoamericana sino en otros lugares del mundo, por su particular manera de pensar y su visión de la realidad. A Mafalda le gustan The Beatles, los derechos humanos, la paz, la democracia y jugar con sus amigos en el parque. Odia la sopa, de la misma forma en que aborrece el racismo, las armas nucleares y la injusticia social.

Por este motivo, muchas de las ocurrencias y pensamientos de Mafalda quedaron y permanecerán intactas como el gran legado que Quino le dejó al mundo.

Mafalda odia la sopa, de la misma forma en que aborrece el racismo, las armas nucleares y la injusticia social.
Mafalda odia la sopa, de la misma forma en que aborrece el racismo, las armas nucleares y la injusticia social. - Foto:

SEMANA recuerda algunas de las citas célebres del famoso personaje:

¡Paren el mundo, que me quiero bajar!

¿Quién no ha leído esta frase en algún mural, cuadro, bolso o cuaderno? Expresa el deseo de Mafalda porque la situación mundial mejore y los nuevos días traigan buenas noticias.

Lo ideal sería tener el corazón en la cabeza y el cerebro en el pecho

Una profunda reflexión de la pequeña argentina para amar con sabiduría y pensar con amor, especialmente al ser parte de una sociedad individualista y competitiva.

Sí, ya sé, hay más problemólogos que solucionólogos, pero ¿qué vamos a hacerle?

Mafalda siempre ha comprendido el problema que existe entre las personas que a todas horas señalan lo que está mal y critican todo a su alrededor, en vez de buscar soluciones.

La vida es linda, lo malo es que muchos confunden linda con fácil

Para la pequeña Mafalda, las dificultades y obstáculos que las personas pueden tener le dan sentido a su diario vivir por todos los retos que trae para ellos. No significa que todo tenga que darse de la manera más sencilla, sin mínimos esfuerzos.

Si vivir es durar, prefiero una canción de Los Beatles a un long play de los Boston Pops

Además de su amor y fidelidad a la banda inglesa, Mafalda hace referencia a la importancia de vivir con intensidad cualquier momento, sin importar cuánto tiempo estaremos en el mundo.

A medio mundo le gustan los perros y hasta el día de hoy nadie sabe qué quiere decir ‘guau’

Esta es una crítica directa a la ignorancia que hay en el mundo, a la falta de conocimiento y empatía entre las personas.

Como siempre, apenas uno pone los pies en la tierra se acaba la diversión

Esta es una de las constantes quejas de Mafalda: lo difícil que es vivir en el mundo actual en medio de problemas sociales y económicos. Para ella el más grande peligro es perder los sueños y la diversión.

El problema es que hay más gente interesada que gente interesante

Hoy en día la cultura imperante tiende al individualismo, existiendo una amplia franja de la población que centra su conducta y su estilo de vida únicamente en la búsqueda del beneficio personal.

¿Que importan los años? Lo que realmente importa es comprobar que al fin de cuentas la mejor edad de la vida es estar vivo

Para Mafalda la edad nunca fue ni será un problema a la hora de vivir una vida de ensueño. La mayoría de sus reflexiones apunta a la importancia de vivir el presente y arriesgarse a cumplir los deseos más profundos de cada quién.

Comienza tu día con una sonrisa y verás lo divertido que ir por ahí desentonando con todo el mundo

Mafalda siempre se refirió a la soledad y seriedad que reflejan las personas por cuenta del estrés, de la rutina diaria, de la falta de sueños. Para ella es vital poder expresar alegría en nuestro día a día.