Home

Deportes

Artículo

argentina países bajos
Soccer Football - FIFA World Cup Qatar 2022 - Quarter Final - Netherlands v Argentina - Lusail Stadium, Lusail, Qatar - December 9, 2022 Argentina's Lionel Messi celebrates scoring their second goal REUTERS/Molly Darlington - Foto: REUTERS

qatar 2022

Argentina le ganó a Holanda en penales, con mucho sufrimiento y un Messi energúmeno. Así fue el tenso duelo

El combinado sudamericano, en una dramática definición por penales, superó a Holanda en cuartos de final.

La Selección Argentina volvió a protagonizar uno de los episodios más apasionantes en la historia de las Copas del Mundo, esta vez en Qatar 2022 ante una Holanda que ha dado a lo largo de las 22 citas orbitales pelea a la ’albiceleste’ en el camino al trofeo.

Tal y como sucedió en Brasil 2014, una dramática definición por penales le brindó una alegría a Lionel Messi y los suyos, que tuvieron en ‘Dibu’ Martínez, además de su máximo ídolo, el héroe de la clasificación tras un 2-2 en los 120′ y un definitivo 4-3 desde los once pasos.

Próxima cita: el martes contra la Croacia de Luka Modric, que sorprendió en la tanda de penales (4-2 tras empate 1-1) a Brasil, frustrando así la posibilidad de un ‘Superclásico’ sudamericano en puertas de la gran final.

En la tanda decisiva, ‘Dibu’ Martínez atajó los dos primeros tiros neerlandeses, los de Virgil Van Dijk y Steven Berghuis.

En los tiradores argentinos solo erró Enzo Fernández y Lautaro Martínez firmó el lanzamiento que enviaba a la Scaloneta rumbo a ‘semis’.

Antes, el defensor Nahuel Molina (35), con su primer gol con la Albiceleste, y Leo Messi (72 de penal) adelantaron a su equipo, pero Wout Weghorst con un doblete (83, 90+11) forzó la prórroga.

Gracias a su tanto, Messi alcanzó a Gabriel Batistuta como máximo goleador argentino en Mundiales, con un total de diez.

Cuatro de ellos son en Qatar-2022, donde se pone a uno del líder de la tabla de goleadores, el francés Kylian Mbappé (5).

En partidos disputados en la competición llegó a 24, igualando en el segundo puesto histórico con el alemán Miroslav Klose y quedando ya a uno del récord de 25 de otro alemán, Lothar Matthäus.

Países Bajos llegaba al partido de este viernes con ganas de revancha por la semifinal mundialista perdida precisamente por penales ante Argentina en Brasil-2014, pero el equipo de Louis Van Gaal vuelve a ver cortado su camino por la Albiceleste, que ocho años después regresará a la penúltima ronda de un torneo que ganó por primera vez en 1978, superando precisamente a los neerlandeses en la final, y que no conquista desde 1986 con Diego Maradona.

En el inicio del duelo, las principales ocasiones llegaban únicamente con intentos demasiado tímidos desde fuera del área, de Messi (22), del neerlandés Steven Bergwijn (24) y del argentino Rodrigo De Paul (33).

Fue entonces cuando apareció la magia del 10 para abrir, una vez más, el camino a Argentina: Messi brindó esta vez una asistencia de oro, se deshizo del acoso de los rivales y envió un pase entre líneas para que en el área Nahuel Molina definiera a la perfección en el mano a mano con Noppert, en el minuto 35.

Messi rozó el segundo en el 63 con un disparo de falta que se fue rozando la escuadra.

En el 65 fue cambiado Rodrigo De Paul, que había estado en duda por una molestia muscular y que hasta ahora había jugado todos los minutos de su equipo en Qatar.

Messi dio aparente tranquilidad en el 72, transformando el penal que ponía distancias en el marcador, pero el gol de Wout Weghorst (83), de cabeza ante un balón colgado por Steven Berghuis, supuso un giro de guion.

Países Bajos forzó ‘in extremis’ la prórroga, con una jugada ensayada: saque de falta raso de Teun Koopmeiners que Weghorst, en el área, aprovechó para el 2-2.

En la prórroga, Argentina tuvo las mejores en la parte final con grandes ocasiones de Lautaro Martínez (114, 116) y un palo de Enzo Fernández (119), pero el partido llegó a los penales y allí ‘Dibu’ se convirtió en el héroe de la noche, con permiso de Messi.

Con el pitido final, Argentina pudo respirar aliviada y empezar a pensar en Croacia, frente a la que no estará Marcos Acuña, que vio una nueva amarilla y tendrá que cumplir una suspensión ante el equipo balcánico.