Home

Deportes

Artículo

Neymar
Neymar terminó el partido llorando en la grama, tras la eliminación de Brasil. - Foto: AP

qatar 2022

El incontrolable llanto de Neymar tras la eliminación de Brasil del Mundial de Qatar 2022

El deportista obtuvo un nuevo récord, pero terminó desconsolado por la pérdida de su selección.

Brasil, una de las selecciones favoritas para llevarse la Copa del Mundo este 2022, fue derrotada y posteriormente eliminada del evento deportivo, una noticia que devastó a los hinchas y al equipo que perseguía su sexto título mundial. Y una de las imágenes que más ha impactado en las redes sociales ha sido el llanto del 10 de la verdeamarela.

Aunque Neymar lanzó el primer gol del partido en el tiempo extra, este no alcanzó para que los brasileños lograran llegar a las semifinales. Pues bien, tras la tanda de penales, Croacia terminó victoriosa, dejando atrás al equipo latinoamericano, momento en el que se vio al 10 de la selección llorando desconsolado por la pérdida.

En las imágenes se puede ver a Neymar arrodillado en la grama del estadio Education City Stadium, llorando y siendo consolado por algunos de sus compañeros. La tristeza del futbolista se refleja luego de lograr un nuevo récord en su carrera, pero perdiendo nuevamente la oportunidad de llevarse una Copa del Mundo para su natal Brasil.

Es de recalcar que con el gol del duelo contra Croacia, el astro del PSG igualó a Pelé en 77 goles como máximo goleador en la historia de la canarinha, lanzamiento que celebró desde lo alto, pero infortunadamente al final del partido el 10 terminó entre lágrimas por el posterior empate de Petkovic y la victoria croata desde los disparos del punto penal.

Otra triste despedida

Croacia hizo historia al eliminar a una de las favoritas y acceder a sus segundas semifinales de manera consecutiva, luego de haber sido subcampeón en Rusia 2018, edición en la que ganó octavos, cuartos y semifinal alargando hasta la prórroga, tal cual lo ha hecho en Qatar.

Luka Modric aumenta de esta manera su leyenda en el fútbol croata, que ahora se ilusiona con una revancha, sabiendo de largo que, al otro lado del cuadro, está la Francia que los privó de haber clasificado.

Brasil, por su parte, se despide del Mundial con una nueva decepción, quizás mayor a la que sufrió hace cuatro años, cuando Bélgica lo despachó también en cuartos. Ese día la canarinha tuvo que venir desde atrás para remontar dos goles en contra, en cambio, esta vez tuvo la clasificación en las manos tras ese agónico gol de Neymar que parecía terminar con el nerviosismo.

Aparte de las lágrimas que ocasionó la eliminación, los brasileños también se despiden de Tite, su entrenador, que antes de la Copa del Mundo ya había avisado su deseo de dar un paso al costado, independientemente del resultado. La ilusión era levantar la sexta Copa del Mundo, al punto que algunos portales en Brasil ya empezaban a discutir cómo acomodar la ‘nueva estrella’ en el escudo, algo que finalmente no podrá ser.

Esta es la tercera ocasión en la que Neymar participa en un Mundial y en todas ha tenido que despedirse en cuartos, aun cuando su selección sí alcanzó las semifinales en el año 2014. El problema es que en cuartos, cuando vencieron a Colombia 2-1, el astro se tuvo que retirar en ambulancia producto de la dolorosa acción con Camilo Zúñiga en el segundo tiempo.

‘Ney’ intentó ponerse en pie, pero el dolor en la espalda fue superior a sus deseos de conducir a Brasil al hexacampeonato y, por ese entonces, evitar lo que terminó siendo una paliza histórica a manos de Alemania (7-1).

Para Qatar 2022, el ‘10′ llegó en un estado envidiable, para muchos el mejor desde sus primeros pincelazos con el Barcelona. No obstante, tuvo que lidiar con una lesión en el tobillo que por poco le cuesta la baja, aunque se recuperaría a tiempo para los octavos ante Corea, partido para el que volvió incluso siendo titular.

“Cuando me lesioné, fue una noche muy larga, temía no poder volver a jugar en esta Copa del Mundo, pero recibí buena vibra de todos lados, y afortunadamente pude jugar esta noche. Mi forma de agradecer a tanta gente es jugar bien. Mi sueño es ayudar a Brasil en ser campeón, y espero cumplirlo”, fueron sus palabras al regresar, solo días antes de esta nueva decepción.