Home

Deportes

Artículo

Soccer Football - FIFA World Cup Qatar 2022 - Group B - England v Iran - Khalifa International Stadium, Doha, Qatar - November 21, 2022  Iran coach Carlos Queiroz reacts REUTERS/Hannah Mckay
Queiroz, cabizbajo, durante el partido entre Inglaterra e Irán. - Foto: REUTERS

qatar 2022

Estados Unidos dio duro golpe a la Irán de Queiroz y se metió en los octavos de final; ya tienen rival

Los norteamericanos se medirán con Países Bajos.

En la última jornada del grupo B en el Mundial de Qatar 2022, Estados Unidos e Irán ofrecieron un duelo vibrante que en la previa tuvo un tinte polémico por el contexto político y el rifirrafe entre miembros el conjunto iraní y Klisman, miembro de la Fifa que arremetió en estos días contra esta selección.

Ahora bien, en cuanto al tema futbolístico, los asiáticos necesitaban una victoria ante los norteamericanos para lograr una histórica clasificación a los octavos de final de la cita orbital. La ilusión en esta selección estaba latente y más por la victoria conseguida ante Gales en la segunda jornada por 2-0.

Por su parte, Estados Unidos también llegaba urgido a la última jornada, pues en sus dos presentaciones anteriores había logrado pálidos empates que los obligaba a sacar un buen resultado ante la selección de Queiroz.

Iran Estados Unidos
Soccer Football - FIFA World Cup Qatar 2022 - Group B - Iran v United States - Al Thumama Stadium, Doha, Qatar - November 29, 2022 Josh Sargent of the U.S. REUTERS/Susana Vera - Foto: REUTERS

En ese orden de ideas, el partido, que llevado a cabo en el estadio Al Thumama, tuvo inicio movido por parte de ambas selecciones, pero la primera en tomar las riendas de la posesión fue Estados Unidos, que por medio de jugadores como Pulisic, Sargent y Weah, inquietaron en un par de veces el arco iraní.

Sobre el minuto 27 de juego se dio la opción más clara por medio de la joya Weah. Un disparo mordido por parte de Weston McKennie permitió la posibilidad para que el delantero que milita en el Lille buscara abrir el marcador, pero su remate se fue por fuera.

Ya sobre el final de la primera mitad, el marcador se rompió a favor de los estadounidenses. Christian Pulisic fue el encargado gracias a un remate que capitalizó dentro del área rival, dejando sin posibilidad alguna al portero rival.

Al regreso del vestuario, el veterano técnico Carlos Queiroz mandó a Irán adelantar líneas y no tardó en poner en problemas a la pareja de centrales norteamericana, que nunca había jugado junta.

El recién ingresado Saman Ghoddos tuvo dos grandes oportunidades casi consecutivas, primero con un cabezazo alto tras ganarle la posición a Dest y después con una volea de primera que salió rozando el palo.

Aferrándose al resultado que buscaba, Estados Unidos realizó cambios defensivos para atrincherarse, pero no pudo evitar dos últimos grandes sustos en el descuento con un cabezazo de Morteza Pouraliganji que rozó el palo y un penalti reclamado por Mehdi Taremi.

Finalmente, el partido quedó en manos de los norteamericanos, que se hicieron con el segundo lugar del grupo B y la clasificación a octavos de final. Los estadounidenses se medirán con el primero del grupo A, en este caso, Países Bajos.