deportes

James Rodríguez estaría obligado a llegar a este país europeo si no resuelve su futuro deportivo

El volante colombiano aún no define el panorama de su carrera deportiva, a pesar de pertenecer a Al-Rayyan.


El futuro de James Rodríguez parece esclarecerse con el correr de los días. El colombiano, que no ha visto un solo minuto de juego desde el pasado mes de marzo cuando disputó las eliminatorias con la Selección, espera volver a la élite en la siguiente temporada; eso sí, para ello tendrá que bajarse considerablemente sus aspiraciones económicas para que se le abra la ventana.

A pesar de estar en la órbita de clubes como Boca Juniors, Westa Ham United, Galatasaray, entre otros, la única oferta real por el colombiano llegó en los últimos días y fue por parte de Botafogo, equipo que puso sobre la mesa un total de 5,5 millones de euros, oferta superior a las pretensiones de su actual equipo Al-Rayyan.

De acuerdo con la información que suministró la prensa catarí, Al-Rayyan aceptó la oferta del fútbol brasileño por el colombiano, abriendo la puerta para que ahora estos negocien con el jugador.

James Rodríguez, jugador del Al Rayyan
James Rodríguez, jugador del Al Rayyan - Foto: NurPhoto via Getty Images

No obstante, según el reconocido periodista internacional, Fabrizio Romano, James habría dado en un comienzo un no rotundo a la oferta del cuadro carioca, pues su mayor objetivo es regresar a la élite de Europa, continente donde su agente, Jorge Mendes ha movido cielo y tierra para que llegue.

“James Rodríguez sueña con volver a jugar en Europa. Por eso no acepta la propuesta de Botafogo, hasta hoy. (..) James dejará Al-Rayyan, pero todavía da prioridad a diferentes propuestas tal como están las cosas, indicó el comunicado italiano que ha estado al tanto del presente de James.

Ahora bien, diciendo “no” a esta oferta, James sigue siendo jugador del Al-Rayyan hasta el año 2024 y mientras que no consiga un nuevo aire, tendrá que amoldarse a la pretemporada del club con el que tiene que defender sus colores.

En ese orden de ideas, al no tener club, el volante colombiano tendrá que viajar a los Países Bajos, destino donde adelantará un campamento de pretemporada en la ciudad holandesa de Eindhoven, lo cual se llevará a cabo entre 6 y 24 de julio.

En suelo neerlandés, James, de la mano de Nicolás Cordova, su actual entrenador, se pondrá a punto y tendrán rodaje de partidos para borrar los fantasmas de la temporada anterior, en la que estuvo cerca de descender.

En su entorno confían que regresará a Europa

Mientras su agente Jorge Mendes consigue un nuevo rumbo para su carrera, James se entrena a tope para mejorar su estado físico, ya que no disputa un partido oficial desde hace un buen tiempo.

Para estar al ciento por ciento, Carlos Palomeque, fisioterapeuta del colombiano especializado en recuperación de deportistas de alto rendimiento, habló del panorama del volante y cree que puede regresar a la élite en el Viejo Continente. “Las lesiones ya quedaron atrás y en lo que debemos trabajar es en potenciar esas estructuras que están en muy buenas condiciones para evitar o disminuir la posibilidad de una recaída. Pero a nivel muscular y articular, se encuentran muy bien”, aseguró.

“James es una persona que siempre quiere ganar, que siempre quiere estar bien. A él lo frustra sentir algún dolor y no estar en el nivel que quiere. Le incomoda no tener el nivel deportivo que siempre ha demostrado. Lo que me sorprende son las ganas que muestra para estar en óptimas condiciones. Es un deportista integral, él hace un trabajo invisible que nadie ve, pero hace el 200 % extra de lo que yo le pido. Me sorprenden las ganas para dar todo lo mejor de sí por su club y la Selección Colombia”, agregó.

Palomeque confía en que el 10 de la Selección Colombia vuelva al fútbol europeo, continente donde ha tenido paso por equipos como Real Madrid, Bayern Múnich y Everton.

“James tiene mucho potencial. Física y mentalmente lo tiene todo para estar en el fútbol de Europa. En esté momento está para jugar allá y dar todo su fútbol”, concluyó.