Home

Deportes

Artículo

Jhonny Vásquez y Leonardo Castro llorando en la final ante Medellín.
Jhonny Vásquez y Leonardo Castro llorando en la final ante Medellín. - Foto: Captura de pantalla Win Sports +

deportes

Jugadores del Pereira no aguantaron la emoción y rompieron en llanto en la gran final ante Medellín

Una imagen emotiva se vivió en la previa de la final de Liga BetPlay.

Este miércoles, con un marco espectacular del estadio Hernán Ramírez Villegas, el Deportivo Pereira e Independiente Medellín jugarán por definir el campeón del segundo semestre de Liga BetPlay. Tras un duelo de ida bastante disputado que terminó con igualdad a uno, en el Día de las Velitas en Colombia ambos buscarán la anhelada estrella de fin de año.

Los matecañas llegan con altas ilusiones para conseguir el trofeo en lo que es su primera final en la historia del club. Tras el empate, en su casa buscarán dar el golpe definitivo a su rival.

En ese orden de ideas, a las ilusiones de los hinchas se unieron las de los jugadores, quienes no aguantaron la emoción en la previa de la gran final y rompieron en llanto al oír y cantar las estrofas del himno de Risaralda. Hombres como Leonardo Castro, máximo artillero del club en esta temporada, y Jhonny Vásquez, experimentado jugador, se vieron envueltos en lágrimas y cantando con orgullo.

Pereira busca bordar su primera estrella en su escudo después de años donde estuvo en la segunda división. Lo más cercano que estuvo de conseguir un título oficial, fue en el año 2021, cuando llegaron a la final de la Copa BetPlay.

En aquella oportunidad, los matecañas fueron vapuleados por los verdolagas con un marcador de 5-1 en el global.

Todo o nada

“Este equipo dará el 100 % y un poco más para poder conseguirlo como lo hemos hecho durante todo el campeonato. Hemos hablado lo que podemos mejorar, lo entrenamos en el poquito tiempo que tuvimos, esperamos dé sus frutos y resultados”, advirtió.

El 1-1 en la ida no representa una ventaja para Restrepo, que, independientemente del marcador global, les pide a sus jugadores que salgan a ganar. “Nada de lo anterior condiciona el juego de vuelta. Estamos enfocados en hacer un muy buen partido, intentar ganarlo para darle esa alegría al pueblo matecaña”, agregó.

David González, exarquero y ahora técnico del DIM, sueña con entrar en los libros dorados de la historia del club apenas unos meses después de haber asumido el cargo. “Si las condiciones del partido se presentaran parecido a lo de Medellín, para nosotros la diferencia en casa era si hubiéramos concretado. Somos un equipo que va a al frente y que busca generar opciones de gol. Queremos hacer un juego efectivo y que podamos concretar, ahí está la diferencia”, analizó.

Medellín siempre ha sido una familia, desde que a mí me tocó en mi época de jugador, siempre hemos intentado tener un grupo sano (...). Las prácticas, además que se hacen para aprender, también se disfrutan, se viven en familia. Los triunfos y las derrotas las asumimos todos por igual”, completó.

Siga la gran final en el minuto a minuto de SEMANA