Home

Deportes

Artículo

El colombiano se vio envuelto en bochornoso hecho en Rusia.
El colombiano se vio envuelto en bochornoso hecho en Rusia. - Foto: @nocontextfooty - @fabiopaleixo

deportes

Jugadores del Spartak de Moscú celebraron como un título la ‘paliza’ que les dieron a Wilmar Barrios y compañeros en Rusia

El hecho quedó registrado en el camerino del equipo rival.

Ajeno a lo que sucede por estos días en el Mundial de Qatar 2022, un hecho que le dio la vuelta al mundo se dio en la Copa de Rusia en el duelo entre el Zenit del colombiano Wilmar Barrios y el Spartak de Moscú.

Aunque la mayoría de competiciones hicieron un parón de un mes para prestar a sus jugadores para la Copa del Mundo, Rusia, delegación que no pudo participar por la restricción impuesta por la Fifa por su guerra contra Ucrania, siguió con el desarrollo de su fútbol.

Deportivamente, el juego se desarrolló con una intensidad alta, ya que era la confrontación entre dos equipos de renombre en el fútbol ruso que no se querían quedar por fuera de la siguiente ronda.

Ahora bien, apartado de lo que fue el juego, en los minutos finales la tensión que generaba quedar eliminados llevó a los dos conjuntos a chocar de manera fuerte por sus intereses. De la nada, y tras alguna jugada que pareciera normal para el compromiso, en el centro de la escena quedaron atascados entre miradas de pocos amigos el colombiano Wilmar Barrios y el 10 de Spartak, Quincy Promes, de nacionalidad neerlandesa.

Luego de ello, el europeo lanzó una mano sobre el cuello del cafetero y desenfundó la furia que fue el detonante primario para que se produjera una tremenda pelea entre los dos bandos, produciendo hasta el ingreso de suplentes, cuerpo técnicos y demás acompañantes a ras de campo del partido.

Barrios, marcado con la camiseta 5 quedó en el centro de la escena forcejeando con su contrincante, mientras otros compañeros le lanzaban patadas al europeo para que soltara al de Zenit. Ante la fortaleza con la que el colombiano mantenía al delantero rival, colegas de este decidieron irse en contra del bravo Wilmar, que aguantó puños, patadas y todo tipo de agresiones de unos cuatro o cinco que en simultáneo le pegaban.

La burla de los jugadores del Spartak

Luego de la golpiza que dejó varios expulsados del terreno de juego, un hecho viral se hizo en redes sociales. En la grabación de un video en el camerino del Spartak, se pudo observar a la mayoría de sus jugadores reunidos viendo la pelea en un televisor.

Entre risas, y como si se tratara de la obtención de un título, el grupo de futbolistas celebró a rabiar el golpe en la cara de uno de sus compañeros a un rival del Zenit. En las imágenes se puede ver a Barrios, que también fue víctima de risas por parte de los rivales.

Finalmente, el duelo se fue a los penales, donde el Zenit, de Wilmar, se impuso con un marcador de 4-2 y así avanzó a la siguiente ronda del torneo ruso.

En Rusia tendrán un parón con el fin de celebrar las festividades de fin de año con sus respectivas familias. Las acciones en este campeonato volverán hasta el próximo año con el desarrollo de la liga y la copa.