deportes

La millonaria inversión que realizará el Barcelona para mudarse temporalmente de estadio

Por obras en el Camp Nou, el equipo culé jugará en la temporada 2023-2024 en el estadio Olímpico de Barcelona.


El FC Barcelona invertirá entre 15 y 20 millones de euros para trasladarse temporalmente al Estadi Olímpic Lluís Companys de Montjuic la temporada 2023-2024 mientras dura la reforma del Camp Nou, que incluye impulsar el proyecto ‘Espai Barça’, que inició este mes de junio.

Lo han explicado este martes en rueda de prensa el presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, junto con el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, que han presentado el acuerdo alcanzado para que el club juegue en este estadio la temporada que viene.

Por su parte, Collboni anunció que el club y la alcaldía realizarán una inversión conjunta de 7,2 millones de euros para adecuar la accesibilidad y movilidad al estadio, de los que un 64 % los aportará el club y un 36 % el Ayuntamiento -una cifra que se incluye en el cómputo total-.

Laporta dio las gracias a las autoridades locales por dejar al club compartir el espíritu olímpico de la ciudad al trasladarse al estadio: “Es un honor, un orgullo y también un privilegio para nosotros”, dijo.

Collboni señaló que hoy es un gran día y que “no hay una mejor manera de celebrar el 30 aniversario de los Juegos Olímpicos que hacer este gesto de apoyo y de colaboración de la ciudad con el FC Barcelona”, a lo que ha añadido que en estos años Barcelona ha sabido gestionar el legado olímpico haciendo que estos espacios sean útiles para la ciudad.

Además de las mejoras de movilidad en el entorno del estadio, el club asumirá otras adecuaciones del Estadi Olímpic, como la mejora de los vestuarios, la grada de prensa y una zona de aparcamiento interna, y los gastos que se generen en cuanto a limpieza, seguridad y mantenimiento del ámbito.

Mejoras en movilidad

Adicionalmente, reforzarán accesos, se potenciará la llegada de socios en buses y si es necesario por el horario de los partidos se ampliará el horario del Metro.

También se habilitará un carril para bicicletas, tres estaciones y estacionamientos para estas.

Igualmente, se mejorará la iluminación de los principales recorridos a pie en los horarios de partidos que lo requieran, además de estabilizarse los caminos para peatones entre el transporte público y el estadio.

El estadio tiene una capacidad de unas 55.000 espectadores y Laporta dijo que la diferencia de capacidad con el Camp Nou (que es de unas 99.300 personas) se salvará con un “sistema democrático” para que todos los socios y abonados puedan acceder al estadio de forma rotatoria.

Respecto a los ingresos que pueden dejar de ingresarse con el traslado, manifestó que está “tranquilo” y que si disminuyen se encontrará una solución alternativa para compensarlos, y también agradeció que durante el acto Collboni ofreció ceder el estadio más tiempo si fuera necesario, aunque el plan de obras no lo prevé.

A la rueda de prensa también asistieron la vicepresidenta del club y responsable del Área Institucional, Elena Fort; el directivo responsable del Espai Barça, Jordi Llauradó; la directora general de Barcelona de Serveis Municipals (B:SM), Marta Labata; la directora de la Anella Olímpica, Carme Lanuza; el concejal de deportes del Ayuntamiento, David Escudé; la gerente municpal, Sara Berbel; y el concejal de Les Corts, Joan Ramon Riera.

Con información de Europa Press