deportes

Exjugador del Barcelona evitó ir a prisión por fraude

Actualmente, es el presidente de la Federación Camerunesa de Fútbol.


El exfutbolista Samuel Eto’o ha reconocido cuatro fraudes de un total de 3,8 millones de euros a Hacienda con el IRPF de sus derechos de imagen entre 2006 y 2009, por el que el Juzgado Penal 11 de Barcelona le ha condenado a pagar una multa de 1,8 millones, cifra con la que evitará entrar en prisión para una condena de 22 meses.

El exjugador del FC Barcelona llegó al juzgado cubierto con mascarilla, gorra y gafas de sol para presenciar cómo su defensa llegó a un acuerdo con la Fiscalía antes del juicio, que se solventó con una sentencia in voce este mismo lunes.

Por estos cuatro delitos contra Hacienda --uno por cada año enjuiciado--, la jueza también lo condenó a 22 meses de prisión, pero ha dejado la pena en suspenso a condición de que Eto’o pague una indemnización de 3,8 millones a Hacienda, la misma cantidad que defraudó.

Este lunes también fueron juzgados el exrepresentante legal de Eto’o, José María Mesalles, condenado como cooperador y por ello deberá pagar la misma multa que el exfutbolista y un año de prisión, que tampoco cumplirá. Además, se confirmó que Manuel de Jesús Lastre, quien era el administrador de una de las empresas, quedó absuelto al no participar en los hechos.

Antes de este acuerdo, la Fiscalía reclamaba para Eto’o una condena de cuatro años y medio de cárcel, además de una multa de 14,3 millones. Esto porque el escrito de acusación del fiscal, que el deportista admitió, concreta que para pagar menos impuestos el exfutbolista “simuló” que sus derechos de imagen habían sido cedidos a una empresa en Hungría y a otra en España.

Así, “las rentas desviadas hacia la sociedad residente en Hungría no han sido objeto de tributación en España, mientras que las desviadas hacia la sociedad residente en España han tributado a un tipo inferior” del que deberían.

¿Su padre tuvo la culpa?

La declaración de Eto’o en el juicio fue breve y la usó para reconocer el fraude, comprometiéndose así a pagar la cantidad pendiente de la responsabilidad civil a Hacienda.

“Era mi padre el que se ocupaba del niño que era entonces. Lo reconozco y lo voy a pagar, pero siempre he hecho lo que mi padre me pedía hacer”, expresó en su pronunciamiento. Fuentes jurídicas han detallado después que con ‘padre’ se refería a su representante, Mesalles, contra quien tiene una causa abierta.

Eto’o, el futbolista

Como jugador, Eto’o fue campeón de la Copa de África de Naciones en el 2000 y 2002. Además, ganó el oro en los Juegos Olímpicos de Sídney 2.000 con Camerún tras derrotar en los cuartos de final a Brasil, en semifinales a Chile y en la final a España.

Durante 18 años defendiendo los colores de su selección, el exatacante disputó un total de 119 partidos y marcó 56 goles.

A nivel de clubes inició su carrera en la segunda división de España con el Leganés. Gracias a sus buenas actuaciones, el Real Madrid se fijó en él, pero tan solo jugó siete partidos con el equipo blanco y hasta estuvo cedido en el Espanyol.

En busca de más minutos, el camerunés se marchó al Mallorca, donde encontró continuidad y el protagonismo que quería. Tanto así, que para la temporada 2004/05 fue fichado por el Barcelona, donde estuvo cinco temporadas antes de ir a Italia para sumarse al Inter de Milán.

Después de dos temporadas en el Inter, se fue al Anzhí Majachkalá de Rusia. De ahí en adelante pasó por equipos como Chelsea y Everton de Inglaterra, Sampdoria de Italia y otras escuadras turcas para terminar su carrera en el Qatar SC en 2019.

En su palmarés tiene una Copa del Rey con Mallorca; tres ligas españolas, una Copa del Rey, dos Supercopas españolas y dos Champions League con el Barcelona; y una liga italiana, dos copas italianas, una Supercopa italiana, una Champions League y un Mundial de Clubes con el Inter de Milán.

Con información de Europa Press.