Tendencias

Home

Deportes

Artículo

Luis Quiñones, un boxeador colombiano, se debate entre la vida y la muerte después de que el 24 de septiembre fuera noqueado en una contienda llevada a cabo en Barranquilla
Luis Quiñones, un boxeador colombiano, se debatió entre la vida y la muerte después de que el 24 de septiembre fuera noqueado en una contienda llevada a cabo en Barranquilla. - Foto: Tomada Twitter @AtlanticoEmi

deportes

Murió el boxeador colombiano Luis Quiñones: en una pelea su rival le generó lesiones que acabaron con su vida. Su familia está devastada

Desde Barranquilla, Leonardo Quiñones, hermano del joven boxeador, dio a conocer el fallecimiento.

Luego de enfrentarse a una pelea en búsqueda de un título nacional para el país, hace unos días, el estado de salud del boxeador Luis Quiñones se vio impactado y, lamentablemente, la lucha por su vida terminó minutos antes de la medianoche del jueves. Leonardo Quiñones, hermano del joven deportista, confirmó la muerte que en las últimas horas había desmentido.

“Te nos adelantaste mi hermano del alma, ahora estás en el regazo de tu padre celestial, al que tú adorabas y servías, te amo mi hermano Luis Quiñones, por siempre y para siempre en nuestros corazones”, escribió su familiar.

Asimismo, en otra publicación el hermano del deportista compartió un par de palabras acompañadas con un video que recopila varios momentos en vida de Luis Quiñones.

“Me has dejado un vacío enorme y a papá y mamá y hermana y hermano, vuela alto ahora ya estás vestido de lino fino junto al padre celestial a quien tanto amabas y adorabas acá en la tierra, ahora estás allá junto a él, nos vemos pronto cabeza”, se lee en Facebook.

El informe médico sobre el estado de salud de Luis Quiñones no mostraba un avance. La Clínica General del Norte de Barranquilla informó que el boxeador presentó un deterioro neurológico, metabólico y funcional, además de isquemia en el hemisferio cerebral izquierdo, hasta nuevo aviso.

En horas de la noche del jueves, la Federación Colombiana de Boxeo y el Ministerio de Deporte habían confirmado el deceso del joven boxeador, pero su hermano Leonardo Quiñones apareció dando una declaración diferente: “Mi hermano aún sigue luchando, él todavía está vivo. Hasta que él no deje de respirar, no podemos decir que mi hermano murió”.

La fe permanecía intacta, sin embargo, el boxeador, que estaba en búsqueda del título welter junior contra José Muñoz, dejó de responder en el escenario de combate al caer en el último de los ocho asaltos a los que estaba agendado. Varios golpes fueron protagonistas, antes de que Quiñones dejará de responder.

La Federación Colombiana de Boxeo lamentó lo ocurrido: “Lamentamos el sensible fallecimiento del boxeador Luis Quiñones después de luchar por su vida durante cinco días, desafortunadamente perdió esa batalla, expresamos nuestras más sinceras condolencias a toda su familia. Paz en su tumba y resignación a los designios de Dios”.

El martes su competente José Muñoz comentó que desearía que el tiempo se pudiera devolver para evitar lo que sucedió llevando a cabo su pasión, la misma que la de Quiñones. Ambos fueron compañeros y amigos.

“Nunca pensé que un sueño pudiera convertirse en una verdadera pesadilla”, manifestó Muñoz en un comunicado en el que también señaló: “Las ganas de triunfar en la vida nos pusieron en el mismo camino, pero por esas cosas de la vida y sobre todo de la profesión que escogimos, hoy estás (Quiñones) en una situación que nunca imaginamos”, declaró Muñoz.

Antes de que se confirmara la muerte del joven boxeador, SEMANA indagó con el periodista Emer Alvear, quien señaló a este medio: “El boxeador no ha fallecido, fue declarado con muerte cerebral, pero sigue vivo y respirando con respiración mecánica, aún no ha muerto”.

Óscar Quiñones, primo del deportista, también entabló conversaciones con este medio al que le refirió: “Tiene muerte cerebral, pero sigue conectado”.

El entrenador del deportista colombiano, Miguel Ángel Guzmán, también expresó su sentir con respecto a la situación de Quiñones a SEMANA, afirmando que “esto es horrible”.

En su cuenta de Twitter, el periodista Francisco Urruchurto comunicó también acerca de la noticia: “Muerte cerebral tiene el boxeador Luis Quiñones, aún está conectado a un respirador o soporte mecánico”.

“En las próximas horas la clínica emitirá un comunicado”, agregó.