Tendencias

Home

Deportes

Artículo

Luis Quiñones, un boxeador colombiano, se debate entre la vida y la muerte después de que el 24 de septiembre fuera noqueado en una contienda llevada a cabo en Barranquilla
Luis Quiñones, un boxeador colombiano, se debate entre la vida y la muerte después de que el 24 de septiembre fuera noqueado en una contienda llevada a cabo en Barranquilla - Foto: Tomada Twitter @AtlanticoEmi

nación

Esto dice el primer parte médico del boxeador Luis Quiñones, quien se debate entre la vida y la muerte

El boxeador colombiano se encuentra internado en una clínica en Barranquilla. Está en coma inducido.

“Pronóstico muy reservado”, así fue dictaminado en el parte médico el boxeador Luis Quiñones, tras su fuerte pelea en el coliseo Elías Chegwin, en Barranquilla, donde perdió en el último asalto y recibió un nocaut, como es llamado en ese deporte, el golpe que hoy lo tiene en grave estado de salud en una clínica en la capital del Atlántico.

En las últimas horas de este lunes 26 de septiembre, la Clínica General del Norte, donde está siendo atendido Quiñones, emitió un comunicado revelando el parte médico y las condiciones en las que se encuentra el deportista. El informe dice que su estado es crítico y que así le fue informado también a su familia.

En el documento conocido por SEMANA, se lee: “Pronóstico muy reservado para la vida y la función con alta morbimortalidad, lo cual se ha informado ampliamente a sus familiares. La organización Clínica General del Norte brinda al paciente, a su núcleo familiar todo el acompañamiento psicológico, espiritual con el apoyo de todo el equipo interdisciplinario de salud, soporte tecnológico para la óptima atención del paciente”.

En el mismo escrito, la clínica reveló cuáles fueron las condiciones en las que Quiñones ingresó al centro de salud la noche del pasado 24 de septiembre.

“El paciente Luis Andrés Quiñones Guzmán ingresa a la Institución el día 24 de septiembre de 2022, con deterioro neurológico producto de trauma craneoencefálico por contusiones traumáticas craneales secundario a su actividad profesional de boxeo, quien después de unas horas del combate presenta somnolencia progresiva, obnubilación, con postura de descerebración a los estímulos centrales; en ese momento la reactividad y anatomía pupilar no es evaluable, con escala de Glasgow (escala que mide el estado de conciencia en casos de trauma cerebral y evalúa respuesta ocular, respuesta motora y respuesta verbal valor normal 15/15) menor de 8 por lo anterior requiere intubación orotraqueal y ventilación mecánica invasiva para protección de la vía aérea y neurológica”, indicaron desde la clínica.

Así mismo, señalaron que fueron solicitados otros estudios complementarios tras detectarle a través de un tac un hematoma en la cabeza.

“Es valorado por neurocirugía, evidencian tac simple de cráneo un hematoma subdural frontoparietal izquierdo. El servicio de neurología realiza craniectomía descompresiva frontoparietal izquierda, se deja bajo sedoanalgesia durante 48 horas, con medidas antiedema cerebral y neuroprotección plena y todo el soporte multisistémico del caso durante las próximas 48 horas”, dice el comunicado.

En la mencionada pelea en la que Quiñones resultó con estas lesiones, se enfrentaba contra el también cafetero José Muñoz por el título nacional de 140 libras.

Cuando estaba por terminar el último round, en el coliseo Elías Chewgin de Barranquilla, Luis tambaleó después de un fuerte golpe propiciado por Muñoz y, de manera inmediata, después de intentar mantenerse en pie, cayó contra las cuerdas, lo cual generó la preocupación de su adversario, los entrenadores y todo el público que estaba en el lugar.

Aunque Quiñones quiso reaccionar y continuar la pelea, su esfuerzo fue superado por el golpe de José. Luis, quien es oriundo de Barrancabermeja, se desplomó y el cuerpo médico ingresó para atenderlo; sin embargo, el boxeador no respondió y tuvo que ser trasladado rápidamente a la Clínica General del Norte.

El deportista nacional fue sometido a una cirugía y le extrajeron un coágulo de sangre que se formó en su cerebro tras la pelea.

En las próximas 72 horas se espera que Luis responda de manera positiva. De igual manera, es necesario destacar que el boxeador va a estar constantemente en vigilancia por parte del cuerpo de salud que lo atendió desde el primer instante. Asimismo, familiares y amigos de Quiñones ya se encuentran con él para estar al tanto de todo.