deportes

Mirar migrantes, la estrategia de José Pékerman para fortalecer a la selección de Venezuela

El presidente de la FVF reveló que el técnico argentino trabaja para llevarlos a su primer mundial.


Captar a jóvenes en el extranjero, hijos del éxodo migratorio de Venezuela, es un “pilar” del proyecto del argentino José Pékerman en la Vinotinto, según el presidente de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), Jorge Giménez.

“Tenemos que rodar por el mundo entero para conseguir a una cantidad de venezolanos que quizás se fueron hace muchísimos años”, dijo Giménez en una entrevista con la AFP en Caracas. “Sus papás, por X o Y razón, decidieron irse del país, pero ellos siguen siendo venezolanos o hijos de venezolanos y si tienen la oportunidad de vestir los colores de la Vinotinto, seguramente lo van a hacer”.

Pekerman, de 72 años, tomó en noviembre de 2021 el mando de Venezuela, único país de Sudamérica que nunca ha llegado al Mundial. Dirigió los últimos cuatro partidos de unas infernales clasificatorias hacia Catar-2022 para la Vinotinto, que apenas sumó 10 de 54 puntos. Su balance: un triunfo y tres derrotas.

Apostando a buscar talentos, Venezuela ha sumado a piezas como el exinternacional vinotinto Fernando Amorebieta, designado en mayo secretario técnico de juveniles en Europa, o Daniel Brizuela, exdirector de scouting del club argentino River Plate.

José Pékerman, técnico de Venezuela. Foto: Selección Venezuela
Pékerman dirigiendo su primer entrenamiento en Venezuela. - Foto: Selección Venezuela

“Ahí tenemos que apuntar (...), a esa Vinotinto sin fronteras”, continúa Giménez. “Es un pilar fundamental”.

Ya han empezado a incorporarse futbolistas bajo esa línea de trabajo, subraya, en un país del que migraron 6 millones de personas según la ONU.

El portero Samuel Rodríguez, canterano de 19 años del Atlético de Madrid, estuvo en la selección de Venezuela que jugó a las órdenes de Fernando ‘Bocha’ Batista, asistente técnico de Pekerman, el torneo juvenil Maurice Revello, en Francia, el viejo Esperanzas de Toulon.

El delantero Alejandro Marqués, de 21 años, fue citado por Venezuela por primera vez en mayo, con vistas a amistosos disputados en junio contra Malta y Arabia Saudita, aunque una lesión le impidió debutar. Ficha Sub-23 de la Juventus y excanterano del Barcelona, estuvo cedido la pasada temporada en el club español Mirandés.

Caso de asilo

Otro joven en órbita es el mediocampista Daniel Pereira, de 22 años, número uno del draft de la MLS en 2021 y titular habitual con el Austin; pero su familia llegó a Estados Unidos en 2015 en condición de asilo político, lo que plantea dificultades para que el jugador haga viajes.

Son temas legales de cómo se maneja el asilo político en Estados Unidos”, explica Giménez. “Es una decisión que tomaron sus padres, él era muy chiquito (...). Si él decide venir, el asilo lo pierde, pero quizás pueda tener una visa deportiva”.

“Hemos recibido llamadas” de “sus abogados, los directores deportivos del club, sus papás, se están buscando las herramientas”.

El Austin consiguió un permiso para que Pereira viajara a Canadá en abril pasado para un partido contra el Montreal en la MLS.

Venezuela, a la vez, reestructuró su fútbol formativo con “aval” de Pekerman. Llevó de tres a seis el número de categorías base y creó un Torneo de Reservas.

La clasificatoria hacia Catar 2022 estuvo marcada por un conflicto por el control de la FVF, con la muerte por problemas respiratorios en agosto de 2020 del entonces presidente de la organización, Jesús Berardinelli, 16 días después de su arresto por acusaciones de corrupción. Se instaló una junta de la FIFA, que llamó a elecciones en mayo de 2021, en las que ganó Giménez, expropietario del club local Deportivo Lara y, según reconoció en la entrevista, excontratista de la estatal petrolera PDVSA.

Oportunidad

La ampliación a 48 selecciones aprobada para el Mundial de 2026, en Estados Unidos, Canadá y México “abre el abanico de oportunidades” para Venezuela, destaca Giménez.

“Nos ilusiona, porque se abre el abanico de oportunidades, pero no pensamos en eso (...), vamos a competir. Tenemos a Brasil y Argentina con una diferencia muy grande deportiva y no podemos ocultarlo, pero de ahí para abajo yo creo que estamos todos en la misma línea”, comenta.

El nuevo ciclo comenzó con victorias contra Malta (0-1) y Arabia Saudita (0-1) en los amistosos de junio, jugados en Europa.

Sin asomar posibles adversarios, Giménez dijo negociar dos nuevos compromisos para septiembre, “lo más seguro” en suelo europeo, para “ir fortaleciendo” al grupo.

Con información de la AFP.