Home

Deportes

Artículo

Soccer Football - FIFA World Cup Qatar 2022 - United States Press Conference - Main Media Center, Doha, Qatar - November 28, 2022 Tyler Adams of the U.S. during the press conference REUTERS/John Sibley
Tyler Adams se perfila a ser titular en la tercera fecha del grupo B - Foto: REUTERS

qatar 2022

Periodista iraní ataca con dura pregunta al capitán de Estados Unidos; le sacó en cara la “discriminación”

La tercera fecha del grupo B del Mundial de Qatar 2022 se disputa en medio de un complejo contexto entre países.

El duelo de este martes entre Irán y Estados Unidos, que además definirá uno de los cupos a octavos de final del Mundial, se jugará en medio de la controversia por el contexto político de ambos países y los gestos que han molestado a la selección dirigida por Carlos Queiroz.

La rueda de prensa previa al compromiso del grupo B, inició con una disculpa del técnico estadounidense Gregg Berhalter, atendiendo al reclamo de Irán sobre la modificación a su bandera en las piezas publicadas por los norteamericanos en sus cuentas oficiales. “Algunas veces las cosas escapan de nuestro control (...) Lo único que podemos hacer es disculparnos en nombre de los jugadores y el equipo técnico”, afirmó.

Las publicaciones fueron retiradas de manera inmediata ante el reclamo de los iraníes que incluso llegó a manos de la Fifa. Sin embargo, eso no detuvo que los periodistas presentes en la conferencia hicieran preguntas incómodas sobre lo que se juega en este partido más allá del campo de juego.

Gregg Berhalter, DT de Estados Unidos, en rueda de prensa previa al partido ante Irán en el Mundial Qatar 2022
Gregg Berhalter, DT de Estados Unidos, en rueda de prensa previa al partido ante Irán en el Mundial Qatar 2022 - Foto: Getty Images / Hector Vivas - FIFA / Colaborador

Tyler Adams, capitán de la selección norteamericana, estuvo presente al lado de su entrenador y también extendió su apoyo a la causa de los iraníes, pero cometió el error de pronunciar mal el nombre del país islámico, aspecto que fue corregido por uno de los reporteros presentes.

“Dices que apoyas a los iraníes, pero pronuncias mal el nombre de nuestro país. Es Irán, no “Airán”, por favor dejemos eso claro”, fueron las primeras palabras que mencionó antes de pasar a la pregunta, que también generó un ambiente tenso en la sala de prensa, 24 horas antes de que ambos países se jueguen la clasificación.

La pregunta estuvo dirigida a las denuncias de racismo en Estados Unidos. “¿Te sientes cómodo representando a un país con tanta discriminación hacia la gente negra y donde tuvo lugar el movimiento Black Lives Matter?”, dijo el periodista.

Adams, arrancó su respuesta disculpándose por su error en la pronunciación y luego ajustó que “hay discriminación en todas partes” no solo en norteamérica. “Algo que he aprendido, viviendo en el extranjero en los últimos años y teniendo que adaptarme a diferentes culturas, es que en USA vamos progresando cada día”, dijo el jugador del Leeds United de Inglaterra.

“Yo crecí en una familia blanca con, obviamente, raíces afroamericanas, así que me formé con diferentes culturas y tuve muy fácil aceptar diferentes costumbres. No todos han tenido esa oportunidad y es algo para lo que se necesita más tiempo y educación. Es súper importante la manera en la que me has enseñando el nombre de tu país. Es un proceso”, agregó.

Lo cierto es que, entre jugadores y técnicos de ambas selecciones, hay un sentimiento de quitarle protagonismo al aspecto político y no hacer de este partido un juego de ‘vida o muerte’ que trascienda más allá de lo que suceda en el campo de juego.

Carlos Queiroz, entrenador de Irán, llamó a la cordura de quiénes quieren hacer del partido una batalla con tintes de guerra. “Espero que este Mundial sea una buena lección para nosotros y que para el siguiente aprendamos que nuestra misión es crear entretenimiento”, dijo el portugués.

“El momento en el que tienen los niños una pelota en sus pies su cara cambia instantáneamente de tristeza a alegría. Esta es nuestra misión. Dar tu vida por el fútbol pero no matarte por el fútbol, es algo que aprendí de mi padre”, señaló.

Queiroz no escapa al contexto político de las naciones, sin embargo, cree que hay un objetivo más claro para los jugadores que saltarán a la cancha del Al Thumama. “Somos solidarios con todas las causas humanitarias en el mundo. Si quieres platicar de Derechos Humanos, racismo, discriminación, sí, podemos hacerlo. Nuestra misión es llevar sonrisas a la gente por 90 minutos”, concluyó.

El duelo entre Irán y Estados Unidos se disputará este martes desde las 2:00 de la tarde, al tiempo que Gales e Inglaterra se enfrentan en otro partido del grupo con ambiente tenso por la cercanía de sus orígenes.