deportes

PSG le ruega al Barcelona que compre a Neymar; lo ofrecerían en descuento

Los contactos han sido reiterativos en las últimas semanas, de acuerdo con lo que informan desde España.


La renovación de Kylian Mbappé con el París Saint-Germain ha traído grandes cambios en la nómina y próximamente en el banquillo del equipo francés. Nasser Al-Khelaifi, presidente de esa organización deportiva, descartó hace unos días a Zinedine Zidane como DT y corroboró que su intención es que Christophe Galtier llegue a asumir el puesto que dejará vacante el argentino Mauricio Pochettino.

Tras el nuevo contrato firmado por Mbappé, también se dio la salida del director deportivo Leonardo. El brasileño se encargó de firmar a varios de los jugadores con los que cuenta hoy la plantilla del PSG, pero fue bastante criticado por la falta de condiciones para concretar la venta de jugadores, lo que incluso ha generado suspicacia desde la Premier League y la liga española.

El puesto de Leonardo ya tiene reemplazo. Se trata de Luis Campos, a quien Mbappé conoció en el Mónaco durante la época en la que compartió con Falcao, Fabinho, Bernardo Silva, entre otros grandes fichajes de ese equipo campeón de la Ligue 1 y semifinalista de la Champions League. Aunque en el Parque de los Príncipes niegan que el propio Kylian haya puesto su nombre sobre la mesa, es bastante coincidencia que haya llegado justo después de la renovación.

PSG striker Kylian Mbappe, right, and PSG president Nasser Al-Al-Khelaifi attend a press conference Monday, May 23, 2022 at the Paris des Princes stadium in Paris. Kylian Mbappé's decision to reject Real Madrid and commit to Paris Saint-Germain for three more seasons marks the start of a large rebuilding project at the French league champion. (AP Photo/Michel Spingler)
Kylian Mbappé junto a Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG, atendiendo a los medios de comunicación - Foto: AP

Pero las decisiones no han parado ahí, ya que ahora viene el momento de conformar la plantilla, decidir con cuál jugador van a contar y a qué le apuntarán en el próximo mercado de fichajes, que promete ser intenso en la capital francesa. Al parecer, el primer gran señalado por la dirigencia, al tiempo que la relación se ha ido diluyendo con la hinchada, es Neymar Jr.

La molestia de Al-Khelaifi por la eliminación de Champions a manos del Real Madrid fue tanta que ahora piensa en rejuvenecer el vestuario con futbolistas ambiciosos y que quieran poner al club por encima de sus intereses personales, algo que se ha tomado como un dardo directo contra el referente de la selección brasileña.

Aunque Ney tiene contrato vigente hasta 2025, en el PSG no descartan escuchar ofertas para dejarlo salir y, si es el caso, ofrecerlo a los gigantes de Europa que necesiten un nombre de estas características. Es en ese punto donde vuelve a surgir la oportunidad del FC Barcelona, al mando de su presidente Joan Laporta.

“El Barça ha recibido llamadas tanto de intermediarios del PSG, como de Pini Zahavi (agente de futbolistas), cuya relación con Laporta es maravillosa, para hacerle saber que por 50 millones de euros negociables podría fichar a Neymar esta temporada”, indicó el periodista Jose Álvarez en su intervención para El Chiringuito, reconocido programa deportivo de la televisión española.

Cabe recordar que, confirmado en su propia serie de Netflix, Neymar estuvo a punto de volver al cuadro catalán en 2019, pero la intención de dejar el París Saint-Germain “de forma amistosa” no funcionó. Desde aquel deseo han pasado casi tres años, lo que no implica que el cariño del futbolista por la afición culé haya cambiado.

Álvarez añadió en su informe que “Neymar vería con muy buenos ojos venir al Barcelona” y “sería la única opción que contemplaría si no continúa en el PSG”. La cifra de 50 millones por un jugador de tan alto nivel llega a iluminar los ojos de la dirigencia, pero de momento en Barcelona están “concentrados en Lewandowski”.

En el horizonte aparecen otras opciones para el exSantos como Juventus o una incursión en la Premier League, pero su prioridad es continuar en París y demostrar que tiene lo suficiente para liderar el proyecto junto a Mbappé y Messi camino a la primera Champions de su historia, gran obsesión de los inversores cataríes.