deportes

Se llenaron los bolsillos: el dinero que recibirá la FCF gracias a la Selección Colombia femenina

La Conmebol desembolsará millonarios premios a las respectivas federaciones.


En la Copa América Femenina 2022 había mucho más en juego que el título y la gloria continental, pues esta edición del certamen continental contaba con millonarios premios por parte de la Conmebol. Al llegar a la final del certamen continental, Colombia y Brasil ya tienen asegurada una importante suma de dinero.

Con la clasificación a la final, estas selecciones consiguieron sus boletos al Mundial de Australia-Nueva Zelanda 2023 y a los Juegos Olímpicos de París 2024. Después del compromiso de este sábado, Brasil se consagró campeona al derrotar a la Tricolor por la mínima diferencia en el estadio Alfonso López de Bucaramanga.

Gracias al triunfo en la final, la canarinha también se hizo con el ‘premio gordo’ que entrega el máximo ente del fútbol suramericano. Cabe recordar que los premios monetarios van directamente a las federaciones, las cuales posteriormente se encargarán de cumplir con la distribución de logros a sus combinados y cada una de sus futbolistas.

Desde el pasado mes de abril, el máximo ente del fútbol suramericano determinó que la selección ganadora del certamen continental recibirá 1,5 millones de dólares y la subcampeona, 500.000 dólares.

Por primera vez en la Conmebol Copa América femenina entregaremos 1.500.000 dólares para la selección que logre levantar el hermoso trofeo y 500.000 dólares para el equipo que alcance el vicecampeonato”, anunció en abril el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, al destacar el objetivo de seguir desarrollando el fútbol femenino en Sudamérica.

Con esto, antes del encuentro en Bucaramanga, el combinado cafetero ya tenía asegurado por lo menos dos mil millones de pesos colombianos (2.200.000.000 aprox.) Eso sí, de haber alcanzado el título, pudieron haber levantado el trofeo y embolsarse así alrededor de 6.700.000.000 de pesos colombianos.

Aunque el premio económico es bastante importante, estas cifras están lejos del dinero que fue entregado a los finalistas de la Copa América Brasil 2021. En la categoría masculina, la campeona Argentina recibió 10 millones de dólares, mientras que Brasil se embolsó cinco millones de dólares por ser subcampeón.

Gracias al subcampeonato de la Selección Colombia femenina, a la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) le ingresará ese millonario monto, con el que se espera se haga una inversión al fútbol de esta categoría en el país y se le cumpla con los premios individuales a las jugadoras que consiguieron la clasificación al Mundial de Australia-Nueva Zelanda 2023 y a los Juegos Olímpicos de París 2024.

Desarrollo de la final

Apenas iniciando, se presentó la primera polémica porque Daniela Montoya pudo ser expulsada a los cinco minutos del pitazo inicial por una fuerte entrada contra Ary Borges. Aunque el VAR estaba en funcionamiento, la juez central María Laura Fortunato no amonestó a la volante colombiana y el encuentro siguió con normalidad.

Sobre la media hora de juego era evidente que Colombia pasaba por un mejor momento, destacándose en la zona ofensiva con la creación de acciones de gol. Sin dar respiro, la Tricolor logró mantener el control del juego y puso contra la pared a las brasileñas.

Más allá de ser superior hasta ese momento, cuando el reloj se acercaba a los 40 minutos de partido, Brasil por fin pudo ingresar al área de las colombianas con una jugada colectiva que desencadenó en una falta. En el intento de detener a Debinha, el defensa Manuela Vanegas le cruzó la pierna y derribó a la atacante, dando así el penalti a favor para la canarinha.

La misma Debinha se dispuso a cobrar y la arquera Catalina Pérez no pudo tener el balón para evitar la caída de su arco.

Ya sin la misma intensidad ofensiva, Colombia generó menos acciones de gol que en la primera mitad, pero hasta el final buscó la opción del empate para seguir con el sueño de la gloria continental.

Al final, la selección de Brasil supo manejar los tiempos en medio de la ofensiva cafetera, haciendo uso de la experiencia copera y jerarquía para salvaguardar la mínima diferencia. Con nerviosismo en la zona defensiva, la canarinha cerró sus líneas para impedir el empate y conseguir así la victoria.

Con este resultado la selección brasileña se consagró campeona por octava ocasión de la Copa América Femenina, mientras que Colombia sumó su tercer subcampeonato continental.