deportes

“Si cometí un error al pelear por nuestras necesidades, pido disculpas”: el mensaje de Yoreli Rincón a la FCF

“Cerrar las brechas de inequidad” entre hombres y mujeres, propuso la fórmula vicepresidencial de Petro después de la final de la Liga Femenina de fútbol.


Yoreli Rincón, pese a estar consolidada en Italia desde hace tres años y brillar en la Sampdoria femenina como la mejor asistidora con nueve pasegoles y sumar cuatro anotaciones en el torneo, no ha vuelto a la Selección Colombia desde 2018. Tiene contrato hasta 2023 en su actual club y, aunque el futuro puede cambiar, no quiere irse de suelo italiano sin alzar el título de campeona.

“Siempre hay ilusión de representar a la Selección Colombia. Yo duré con mi talento 12 años allí, jugué cuatro mundiales, Juegos Olímpicos, Copas Américas. Estoy segura de que es por razones extras que no estoy allí, pero sé también que hay muchísimas jugadoras de un talento impresionante, se viene la Copa América en nuestro país y tenemos la obligación de clasificar al Mundial”, dijo nostálgica a los medios de comunicación que la acompañaron en Bogotá.

Yoreli está de vacaciones luego de finalizar la serie A italiana y aprovechó para felicitar al América de Cali y la capital del Valle del Cauca por demostrar que el fútbol de ellas sí vende y es atractivo para llenar estadios, como se vio en el Pascual Guerrero en la final de la Liga Femenina ante Deportivo Cali, en esa ocasión con más de 37.000 espectadores.

Incluso cree que de las 25 llamadas por Nelson Abadía para enfrentar en doble fecha a Estados Unidos en amistosos, el 25 y 28 de junio, debería haber más del equipo escarlata por el papel que desempeñaron y las llevaron a levantar su segundo título.

“Es verdad que me da bastante duro ver a todas mis compañeras ahí y no estar, pero ya es un proceso en que se va superando con madurez, con tiempo y la experiencia. Me siento muy tranquila porque sé lo que estoy haciendo todos los días, tengo competencia cada fin de semana, tengo partidos de alto nivel en mi club y pues el destino es el que te dice si debes devolver”, confesó la volante.

La que vistió la 10 por mucho tiempo en la Selección Colombia fue cuestionada sobre los posibles vetos de los dirigentes a jugadoras como ella, Isabella Echeverry, Natalia Gaitán o Vanessa Córdoba.

“Si tú le preguntas a alguien, se dice que el veto no existe y que es tema futbolístico. De Isabella y Natalia, cada una lleva su duelo a su manera”, destacó de la exclusión que sufren.

Está convencida de que, para que las jugadoras jóvenes no sufran vetos, la solución es no denunciar ninguna irregularidad en el fútbol femenino colombiano. “Hay varias maneras, la sencilla es que ninguna de las niñas en ningún momento de su vida, de sus carreras, se atrevan a decir una sola palabra si quieren perdurar”, afirmó vehemente.

Hace poco Ramón Jesurún, tras su reelección como presidente de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), aseguró que su continuidad en el cargo fue decisión de los “verdaderos dueños” del fútbol en Colombia.

“El presidente tiene toda la razón, ellos son los dueños del fútbol. Es una empresa privada y ellos son los que deciden absolutamente todo”, aclaró.

Además, le envió un mensaje directo a Francia Márquez, fórmula vicepresidencial de Gustavo Petro, quien estuvo presente en la final de la Liga Femenina colombiana entre América y Deportivo Cali, y prometió crear “el Ministerio de la Igualdad, para cerrar las brechas de inequidad que vivimos las mujeres respecto a los hombres en todos los entornos: tanto en lo privado, como en lo público y en lo comunitario”, según dijo en un trino la candidata.

“Inclusive no quisiera entrar en un tema de política, pero hace poco vi que una de las candidatas a ser vicepresidenta dijo que se igualarían los salarios. Es mentira, el fútbol es privado y ellos deciden qué se hace y qué no se hace con el salario, más en el tema femenino. Así no nos guste como jugadores o como hinchas de la Selección”, respondió Yoreli a SEMANA.

Yoreli no cerró la puerta a la posibilidad de sentarse a mejorar su relación con los dirigentes de la FCF. Reconoció su error en la forma de denunciar las injusticias en el fútbol femenino y aclaró que no está pidiendo pista en la selección, siempre quiso lo mejor para el balompié femenino colombiano.

Si yo cometí un error en ese momento de pelear nuestras necesidades y ese premio de la de la Copa Libertadores, si realmente el error fue mío, aprovecho y pido disculpas. Si pelear nuestro premio y pelear nuestras necesidades, seguramente no tenía la madurez necesaria en ese momento o hablé sola, lo hice por ayudar y por mejorar el fútbol femenino. Si manché de pronto mi nombre, la camiseta de la Selección porque después de eso salí como la peleona, yo pido disculpas a quien en ese momento pude ofender, dirigentes, cuerpo técnico. Pelee por lo que merecíamos y seguramente no era el momento adecuado, la forma ideal, pero volver a la selección no es lo que me mata en este momento porque ya gracias a Dios pude realizarme y mi tranquilidad en este momento está en Italia, pero siempre será el sueño vestir la camiseta de la Selección Colombia”, concluyó reflexiva.