indicadores

¿Cuáles son las métricas claves para analizar el desempeño de una ‘startup’?

Algunos de los indicadores fundamentales para conocer la salud de una compañía son el presupuesto, los porcentajes de cancelación y la tasa de retención.


Para garantizar el éxito de un emprendimiento o startup es fundamental definir de entrada cuáles son las métricas de desempeño (KPIs, por sus siglas en inglés) con las que se analizará, invariablemente, a cada área del negocio.

En ese sentido, el experto en comunicación corporativa y CEO de Estratega, Javier Ruiz, destacó que “normalmente la relevancia de los KPI de una empresa radica en la medición. Es decir, sin medición no hay mejora y sin mejora no hay progreso, la empresa muere, se desvanece, se va al traste”.

Por eso las empresas emergentes deben definir e implementar estrategias robustas y claras en función de sus necesidades y crecimiento.

Presupuesto

En este marco, una de las principales métricas cuantificables es la del presupuesto. “Este indicador determina el tiempo del que dispone una startup para invertir hasta quedarse a cero, se expresa en meses y supone el periodo que esta tendría para comenzar a recibir sus primeras ganancias reales. A mayor presupuesto, más margen de maniobra y mayor libertad. En cambio, a menor presupuesto, menos margen para error y, por ende, menor libertad”, apuntó Ruiz en su portal web.

Overhead

Los llamados overheads o gastos generales definen el cubrimiento de las obligaciones que un negocio debe hacer para mantenerse a flote. Va desde lo más sencillo como luz, gas y renta; hasta lo más complejo, la nómina mensual, los gastos de contabilidad o los impuestos.

“La diferencia entre los gastos generales y las ganancias de una startup son el más fiel reflejo de cuán eficaz es el capital de una empresa”, detalló Ruiz.

Costo de adquisición del cliente

El costo de adquisición del cliente (CAC) se trata de una métrica esencial para conocer la salud del negocio. Se obtiene de la operación entre las inversiones hechas en marketing y ventas divididas por el número de clientes ganados en el mismo período.

Churn Rate

Este indicador habla del porcentaje de cancelación de clientes en un espacio de tiempo determinado. Algo inherente a la naturaleza de toda startup, ya sea en crecimiento, o establecida con fuerza en el mercado. Dicha métrica se calcula sobre una base de dólares o de número de usuarios.

“Como todas las métricas, depende de la industria y del modelo de negocio. Cuando una startup tiene clientes B2B (negocio a negocio), un ‘buen’ churn promedio mensual está entre 1% y 3%, siendo menor a medida que tus clientes son más grandes (corporativos). Cuando los clientes son B2C (negocio a cliente), un 3% a 5% es ‘bueno”’, destacó la página especializada Startupeable.

Retention Rate

En la otra esquina se ubica la Retention Rate (tasa de retención, en español). Este es básicamente el porcentaje de clientes que una compañía retiene a lo largo de un período exacto. Al igual que el Churn Rate, este indicador se mide en dólares o en cantidad de usuarios.

Una alta Retention Rate implica, por defecto, un bajo Churn Rate. Lo cual se traduce en que los servicios o productos ofrecidos por la empresa satisfacen a los usuarios.

Return on Investment

Finalmente, el retorno de la inversión realizada -o Return on Investment- especifica el margen de ganancias alcanzado por una empresa en un lapso de tiempo específico. “La información que nos proporciona este KPI es altamente relevante en cuanto a que nos permite entender la escalabilidad y sostenibilidad de la startup”, concluyó Javier Ruiz.