empresas

Accionistas del GEB aprobaron distribución de utilidades por $1,76 billones

Los ingresos consolidados del grupo en 2021 llegaron a $5,56 billones, un 8,4 % más que en 2020.


Con un dividendo por acción de 192 pesos, la Asamblea Ordinaria del Grupo Energía Bogotá (GEB) aprobó al comienzo de esta semana la distribución de 1,76 billones de pesos sobre las utilidades de 2021, lo que representa un incremento del 7,9 % frente al año pasado.

De acuerdo con el grupo empresarial, la rentabilidad por dividendo equivale al 7,7 % con base en el precio de la acción al cierre de diciembre de 2021. Así mismo, el dividendo por acción corresponde a un dividendo ordinario de 158 pesos y uno extraordinario de $34.

Juan Ricardo Ortega López, presidente del GEB, señaló que durante la asamblea la Junta Directiva reportó los resultados financieros en los que resaltó un incremento de 8,4 % en los ingresos acumulados del 2021, al pasar de $5,12 billones de pesos en 2020 a $5,56 billones el año pasado.

“Sin duda, 2021 fue un año retador en medio de la recuperación mundial de la pandemia, pero el GEB y sus filiales pudieron alcanzar los hitos proyectados en el plan estratégico corporativo, que incluye crecimiento continuo con inversiones en infraestructura y adquisición de negocios que nos están proyectando hacia el futuro, además de responder en el presente a todos nuestros accionistas y a la sociedad”, dijo Ortega.

Durante esta reunión se conoció que la utilidad acumulada de 2021 cerró en $2,669 billones de pesos, un 2,0 % más frente al cierre de 2020, mientras que el ebitda consolidado del año pasó de $3,66 billones de pesos en 2020 a $4,48 billones en 2021, equivalente a un incremento del 22,4 %.

“Estos resultados positivos se evidencian también en que la agencia Moody’s afirmó la calificación crediticia internacional del GEB, Baa2, y actualizó la perspectiva de negativa a estable; igualmente, ratificó las calificaciones de riesgo de TGI (Baa3) y Cálidda (Baa2), filiales del Grupo. Por su parte, Fitch Ratings afirmó la calificación crediticia del Grupo en BBB (internacional) por encima de la calificación soberana y AAA (local), ambas con perspectiva estable”, dijo el Presidente del GEB.

Los resultados presentados a los accionistas de la compañía se dan en medio de la recuperación económica de la pandemia de covid-19, los cuales indicaron que son el reflejo de “su sólido gobierno corporativo, su robusta estrategia de crecimiento y una política de sostenibilidad que le permite generar no solo prosperidad financiera sino social en los países donde tiene operaciones: Colombia, Perú, Brasil y Guatemala”.

Juan Ricardo Ortega López, presidente del GEB, señaló que la empresa está comprometida a seguir aportando al progreso donde desarrolla sus actividades y a responder a los desafíos complejos que plantea el mundo y el sector energético.

“Estas positivas cifras demuestran la estabilidad y solidez del GEB y todas sus empresas, lo que brinda confianza al mercado sobre las perspectivas del Grupo y la diversificación de sus negocios, como las energías renovables no convencionales, en las que estamos incursionando”, indicó Ortega.

En su informe, la Junta Directiva del GEB destacó como hechos sobresalientes del 2021 el crecimiento de la compañía en Brasil, donde gestionó la compra del proyecto de transmisión de energía eléctrica Rialma III, que se encuentra en los estados de Ceará y Piauí, y consiste en la construcción y operación de 312 kilómetros de línea de transmisión de energía eléctrica a 500 kilovoltios.

Otro de los grandes pasos en 2021 fue el nuevo acuerdo suscrito con Enel, con el que crea una empresa más grande, verde y sostenible, que le permitirá al Grupo ser protagonista en el tema de las energías no renovables no convencionales en Colombia, Panamá y Costa Rica, y en la transición energética, para contribuir mucho más al mejoramiento de la calidad de vida mediante alumbrado público inteligente, generación distribuida y autogeneración, y movilidad sostenible.