cruz verde

Cruz Verde: ¡por la salud de todos!

Cruz Verde es ya un actor decisivo del sistema de salud en Colombia. A pesar de la crisis provocada por la pandemia, los resultados de su estrategia son positivos. La clave: crear valor social.


Justo antes del comienzo de la pandemia, Femsa, la conocida embotelladora de bebidas de origen mexicano, concretó la adquisición del total de acciones de la cadena de farmacias Cruz Verde. La gigante azteca se convirtió así en la única accionista de la compañía chilena, líder en el negocio de la comercialización, distribución, dispensación y almacenamiento de productos de salud.

Femsa participa en el sector comercio con las tiendas Oxxo, es la mayor embotelladora de Coca-Cola en el mundo, y, en salud, tiene su cadena de farmacias Yza. La adquisición de Cruz Verde fue una de las jugadas estratégicas de la región.

Gonzalo Durán Jiles, presidente de Cruz Verde en Colombia, explica que los nuevos accionistas han hecho mucho énfasis en temas de responsabilidad social y sostenibilidad, pues su principal interés es crear valor social. Pero no se trata de un simple eslogan. La estrategia se enfoca en la gente: los trabajadores, los clientes, los proveedores y, en general, todos los ciudadanos que viven allí donde operan.

Por eso, la estrategia de negocio debe ser integral: tener en cuenta la administración eficiente de los recursos económicos, y, sobre todo, impactar positivamente a las comunidades donde opera la compañía y a quienes trabajan en ella.“Obviamente, los resultados financieros son un factor. Pero nosotros tenemos una apuesta de largo plazo con este país. Por eso, también miramos cómo está nuestra gente, nuestra comunidad y nuestro planeta, que son los pilares de la acción estratégica”, explicó.

A pesar de lo duro que fue 2020 para la salud y la economía del mundo, todo indica que esta compañía cumplió sus objetivos. Por tanto, aspira a extender su red en 50 locales al año, y ello garantiza un ritmo de crecimiento adecuado. La estrategia busca convertir a Cruz Verde en el mejor lugar para trabajar en Colombia, y profundizar su compromiso con causas sociales y de sostenibilidad. “No queremos ser solo la cadena de droguerías más grande del país, sino la que más buscan los usuarios por nuestro servicio”, aseguró Durán Jiles.

Cruz Verde llegó a Colombia en 2012, y hoy cuenta con una red de más de 460 droguerías en 52 ciudades. Su modelo de negocios se extiende por cinco líneas: retail, para entregar medicamentos y productos de salud y belleza, entre otros, a los usuarios a través de su red de droguerías; dispensación, en llave con las EPS y aseguradoras en salud, a fin de suministrar medicinas a más de 5 millones de afiliados a estas entidades; distribución mayorista, para ofrecer productos a más de 400 clínicas y hospitales en todo el país; también atiende farmacias intrahospitalarias, con la gestión integral de abastecimiento y dispensación en el interior de 29 clínicas y hospitales en Colombia; y la última línea es Medicarte, una red de 17 clínicas especializadas en el tratamiento de enfermedades complejas y de alto costo.

La multinacional mexicana concretó la adquisición de una participación mayoritaria Socofar (60%) en el 2015. blog.cruzverde.com.co
La multinacional mexicana concretó la adquisición de una participación mayoritaria Socofar (60%) en el 2015. blog.cruzverde.com.co - Foto:

El año pasado, uno de los frentes destacados fue el de tecnología, pues, por cuenta de la pandemia, incorporaron nuevas soluciones que ayudaran tanto en la comercialización como en el manejo de inventarios. Por ende, por ejemplo, están invirtiendo en software para la línea de farmacia intrahospitalaria.

Como ocurrió en otros sectores económicos, 2020 también fue duro para esta compañía, que obtuvo una utilidad de 2,6 millones de dólares, una caída de 77 por ciento frente al año anterior. “No fue un buen año”, dice el directivo. A pesar de que los ingresos aumentaron a un ritmo de doble dígito, el margen se contrajo de manera significativa. Aun así, en cada una de las líneas de negocio tuvo resultados destacados. Por ejemplo, en dispensación cumplieron con los medicamentos recetados en más de 9,5 millones de fórmulas. En el negocio de retail, la firma creció 14,2 por ciento. Para alcanzar este objetivo, fueron claves las ventas a través del canal digital y los domicilios, fundamentales durante las cuarentenas y aislamientos obligatorios, las cuales crecieron 144 por ciento.

Por su parte, Medicarte consiguió el reconocimiento por buenas prácticas y gestión de riesgo de la Cuenta de Alto Costo, pues se encargan de algunos tratamientos de hepatitis C y hemofilia.

Durán insiste en que la prioridad para la compañía es la gente, comenzando por los empleados. “Queremos convertir a Cruz Verde en el mejor lugar para trabajar en Colombia. Queremos tener a los mejores profesionales con nosotros y a las mejores personas, y que estén contentas y motivadas”, explicó el empresario. Asimismo, en las prioridades incluyen a los clientes. “La meta es que logremos ofrecer un servicio de excelencia: hay que entregar los medicamentos dispensados de manera correcta, a tiempo y sin trabas”, dijo. Lograr las metas de valor económico depende de la capacidad de la firma de ganar y mantener satisfechos a los consumidores.

La noción de comunidad también tiene un sentido amplio. “Queremos construir país y no solo obtener ganancias”, comenta, al destacar que, por eso, han efectuado aportes importantes a fundaciones e instituciones de filantropía.

El año pasado, gracias a este impulso, donaron 253 millones de pesos en productos de bioseguridad, medicamentos y elementos de aseo. Esas donaciones llegaron a personas necesitadas en Leticia, Riohacha y Bogotá.

Tal compromiso llevó a que se hicieran acreedores al reconocimiento como una de las 22 Empresas IN (Empresas INspiradoras), otorgado por la Fundación Andi, USAID y ACDI/VOCA. Esto, por un programa de economía circular, reciclaje e inclusión laboral con el que se benefició a un grupo de familias recicladoras: las ayudaron a formalizar su emprendimiento y a mejorar su productividad.

En materia de sostenibilidad ambiental, los logros también son importantes. El año pasado, recuperaron materiales por 195 toneladas, lo que significa un incremento en esta actividad de 37 por ciento frente al trabajo hecho en 2019. En su centro de distribución (Cedi), recuperaron 300 toneladas de icopor, cartón, plegadiza, papel de archivo, plástico PET y madera.

Cruz Verde es ya un actor muy importante no solo del negocio de droguerías en Colombia, sino de todo el sistema de salud por su papel en la dispensación de medicamentos. La firma muestra logros clave en medio de la pandemia. Y los resultados, como ellos lo predican, no son solo económicos. Todo indica que la compañía seguirá creciendo, impulsada por su consigna de crear valor social en los países donde opera. Las noticias positivas llegarán una vez más.