Home

Empresas

Artículo

Mujeres trabajando.
El gobierno nacional busca con este grupo élite para inclusión laboral de género que las mujeres tengan mejores garantías, tanto para ejercer su trabajo, como en pagos por realizar o desempeñar sus funciones como trabajadora. - Foto: Cortesía - High Results

economía

Desde este día comienza a operar el grupo élite contra la inequidad laboral de género en Colombia

Esta apuesta del actual Gobierno busca beneficiar a las mujeres y la comunidad LGTBQ+ .

Brinda garantías para el trabajo digno, proteger los derechos de los trabajadores, reducir la brecha entre hombres y mujeres, pero también favorecer la inclusión de personas de la comunidad LGTBIQ+, son las razones que motivaron la creación del Grupo Élite de Inspección Laboral para las Mujeres, que estará en cabeza del Ministerio del Trabajo.

Esta unidad especial, una de las banderas del actual Gobierno en materia laboral, arrancará con una serie de pilotos, a ejecutarse desde el próximo 1.° de diciembre, según reveló la jefa de la cartera laboral, Gloria Inés Ramírez Ríos.

“Se hará en los sectores económicos con mayor feminización o donde se ha identificado prácticas machistas y patriarcales contra las mujeres y personas LGBTI, y en espacios formales como empresas e instituciones públicas y donde tenemos trabajadoras informales que han demandado nuestra presencia”, afirmó la alta funcionaria.

Manifestó Ramírez Ríos que en esta fase inicial se buscará detectar situaciones diferenciadas que viven las mujeres y personas LGBTI en el ámbito laboral. Al tiempo, indicó que las acciones que adelantará el grupo élite, una vez se identifiquen estos elementos, “será promover el trabajo de igual valor, igual remuneración, hacer visibles sus violencias y discriminaciones sexuales y de género en el ámbito laboral, así como sus necesidades y demandas específicas en ámbitos formales e informales”.

En este orden de ideas, precisó que dentro de los resultados que se esperan alcanzar con este equipo especial, están en de la vigilancia, control y sanción del cumplimiento de la normativa en las relaciones laborales con enfoque de género, promocionar el principio de salario igual, por igual trabajo, ayudar a grupos especiales de protección reforzada en el mundo del trabajo desde el enfoque de género y derechos de las mujeres.

También, apuntó que se promoverá la implementación del registro de violencias de género, piloto de protocolo para realizar visitas de inspección a empleadores que se tengan referenciados con buenas prácticas, así como a empleadores que adolecen tener estas prácticas laborales que garanticen los derechos especialmente de mujeres y personas LGBTI.

Otra de las funciones que tendrá es el de efectuar acciones de mejora y comportamientos frente a la población relacionadas con multas, actuaciones administrativas, acciones de inspección, brecha laboral de género, análisis de costo-beneficio de tener trabajadoras, ausentismo por maternidad.

Y finalmente, “fortalecer a las y los inspectores de trabajo en los instrumentos de protección de los derechos laborales de la mujer, relacionados con normas labores nacionales e internacionales, institucionalizar la inspección con enfoque de género y entregar informes y caracterizaciones sobre las brechas laborales de género en sectores formal e informal para la toma de decisiones de política pública”.

Con respecto a la inequidad salarial, cifras reveladas por la Federación Colombiana de Gestión Humana (Acrip) dan cuenta que, lamentablemente, se sigue ampliando más la brecha entre lo que ganan los hombres, con respecto a lo que devengan las mujeres, pese a que ambos estén desempeñando o ejerciendo las mismas responsabilidades laborales en un puesto o cargo.

El informe da cuenta de que, en relación con un salario básico mensual promedio, las mujeres ganan cerca de $1.197.000 pesos, mientras que los hombres devengan hasta $1.428.316 pesos. Así mismo, en relación con una compensación total mensual, las mujeres tienen salarios, en promedio, de 1.787.106 pesos y los hombres de 2.047.954 pesos.

Estos datos, que están consignados en la Investigación Nacional de Beneficios y Salarios (edición 47), también dejan claro que, por departamentos, Antioquia y Santander tienen los salarios más equitativos entre hombres y mujeres. Por su parte, Cundinamarca y Bolívar es donde se registran los de mayor diferencia, ganando más los hombres.