empresas

Hospitales públicos: dineros perdidos en Saludcoop pudieron pagar nuestra deuda

Este gremio dijo que la justicia se demoró mucho en tomar una decisión.


Luego de que a mediados de esta semana se conociera que el expresidente de Saludcoop deberá pagar 10 años de prisión por su responsabilidad en el desfalco a la EPS que dirigía, los hospitales públicos en el país celebraron esta decisión, pero resaltaron que fueron millones de pesos los que se perdieron y no se recuperaron para la salud de la gente.

La Asociación Colombiana de Empresas Sociales del Estado y hospitales públicos (Acesi) hizo varias reflexiones tras la decisión judicial en las que pide a las autoridades y al Gobierno Nacional que tomen las medidas necesarias para evitar que este tipo de casos se repitan y se siga poniendo en riesgo el sistema de salud colombiano.

Olga Lucía Zuluaga Rodríguez, directora de Acesi, sostuvo que antes de llegar a las reflexiones es importante que el país no olvide que la plata que se usa para garantizar la atención en los hospitales y clínicas sale del bolsillo de todos y por tanto no puede existir la indiferencia frente a lo que pase con estos dineros.

Luego de esto, señala que la primera reflexión fue que la justicia se demoró 11 años para expedir un fallo que ya fue apelado por los “hábiles abogados del ejecutivo” y que, por lo visto, hasta el momento seguirá dilatándose una sentencia definitiva.

“Por encima de que alguien se vaya para la cárcel o no, lo más importante es que brille la verdad y se haga justicia, sea cual sea la consecuencia; estamos hablando de que se puso en riesgo la salud de millones de personas”, dijo la directora Ejecutiva de la Asociación Colombiana de Empresas Sociales del Estado y Hospitales Públicos.

En segundo lugar, sostiene que “queda claro también que a los organismos de control les faltó cumplir con su trabajo” y resaltó que este tipo de desfalcos no pueden volver a suceder si se quiere garantizar una atención integral para la gente.

“La sentencia contra el señor Palacino concluyó que se desviaron los recursos parafiscales de la administradora Saludcoop EPS para incrementar el patrimonio de la empresa en inversiones nacionales y extranjeras, activos fijos, apropiación de reservas voluntarias y gastos u operaciones económicas, sin relación con el servicio de salud, con cargo a la UPC (Unidad de Pago por Capitación)”, explicó Zuluaga Rodríguez.

Por último, Acesi destacó que la cartera que le debe Saludcopp EPS a la red hospitalaria pública, a diciembre 31 de 2021, es de $153 mil millones, repartidos en régimen contributivo $144 mil millones y subsidiado $8.700 millones. Este gremio recordó que los recursos de los colombianos no se pueden usar para beneficio propio.

Con esos $400 mil millones que se perdieron, perfectamente habría alcanzado para pagarles a los hospitales del Estado y no solo eso, también se pudo mejorar la atención, invertir en sostenibilidad o mejor atención para la gente”, dijo Olga Lucía Zuluaga.

El pasado martes 19 de abril, Carlos Gustavo Palacino Antía, el otrora todopoderoso presidente de la SaludCoop, fue condenado a diez años de prisión por su responsabilidad en el millonario desfalco a la mencionada EPS. El Juzgado 49 de Conocimiento de Bogotá lo sentenció por los delitos de fraude procesal, estafa y falsedad en documento privado.

Vale la pena destacar que, en el mismo fallo, el juez condenó al expresidente de ese grupo empresarial al pago de 296 mil millones de pesos por perjuicios materiales ocasionados con el delito, en favor del Sistema General de Seguridad Social en Salud – ADRES- (antes Fondo de Solidaridad y Garantía FOSYGA), suma que deberá ser cancelada inmediatamente quede en firme la sentencia. “Pero tristemente el señor Palacino ya dijo que no tenía con qué pagar la multa. Algo que ya se sabía iba a ocurrir”, puntualizó la vocera gremial.

Después de siete años de juicio, Palacino fue hallado responsable de la apropiación irregular de los recursos que giraba el Fondo de Solidaridad y Garantías (Fosyga) para sus inversiones personales con una empresa que había fundado, la compra de apartamentos y vehículos, generando así un desfalco avaluado en los 398 mil millones de pesos entre los años 2000 y 2004.