laborales

Justo & Bueno: empleados volvieron a trabajar y encontraron nueva sorpresa con su sueldo diario

Este miércoles podrían de nuevo parar sus labores, pues, aunque aceptaron que les amortizaran el salario por días, ahora se encuentran con que la asignación cotidiana les llegará reducida.


Cerca de 5.000 trabajadores activos de la cadena Justo & Bueno, como lo habían anunciado, volvieron con entusiasmo a sus labores, luego del anuncio de reapertura de tiendas, ante un posible salvamento de la sociedad de mercadería. Sin embargo, se encontraron con una nueva sorpresa.

El acuerdo establecido, después de que fuera nombrado el liquidador de Justo & Bueno y se extendiera el plazo de la audiencia pública por 30 días más, era que les pagarían a diario, pero respetando sus asignaciones salariales. No obstante, ahora encuentran que no será tan así.

Según dijo en SEMANA César Higuita, presidente del sindicato Sintramer, de Justo & Bueno, recibieron una comunicación en la que les informan que el pago diario será solo de 33.000 pesos, lo que no corresponde al salario de un día de trabajo con el sueldo que muchos -si no la mayoría de empleados- tienen establecido en sus contratos. De hecho es el caso de Higuita, a quien no le dan por ningún lado las cuentas, pues 33.000 pesos implicaría devengar un salario mínimo, lo cual no es su realidad laboral.

Aunque los trabajadores intentaron hacer cuentas partiendo de la idea según la cual, la compañía les estaría descontando lo que va a amortizar por la seguridad social de cada uno, de manera que los vuelvan a atender en el sistema de salud, tampoco cuadran los números.

Por ejemplo, un trabajador con un salario de 1.300.000 pesos, como el que tienen asignado los que trabajan como ‘colaborador de tienda’, debería tener descuentos aproximados, por los aportes a la seguridad social, de 104.000 pesos (contando con el aporte básico que le corresponde al empleado, del 4 % para pensión y del 4 % para salud. Trabajadores con más de 4 salarios mínimos son los que aportan 1 % adicional para el componente de solidaridad). Si ese fuera el caso, la remuneración diaria tendría que estar en cerca de 40.000 pesos.

Querían ayudar y resultan afectados

De acuerdo con las declaraciones de Higuita, en un documento firmado con el liquidador que fue nombrado por el juez y anunciado en la audiencia pública, está anotado que los trabajadores fueron invitados a participar en el proceso de un posible salvamento de la cadena de tiendas.

Por esa razón, aún con el largo tiempo que llevan sin recibir salarios, debido a la situación que los representantes de Justo & Bueno han sustentado, aceptaron volver a trabajar con el esquema de pago diario.

Como la situación de casi todos los empleados es crítica y, hasta algunos han sido desalojados de sus viviendas, por no tener con qué pagar el canon de arriendo, prefieren ayudar en un posible salvamento que les permita mantener sus empleos y contar con el ingreso necesario para abastecer sus hogares, aunque por ahora su remuneración sea pagada cada día.

Sin embargo, según expresa Higuita, cuando ya estaban esperanzados en que habría una luz al final del túnel, ahora surge otro problema: “Cambiaron las reglas”.

Los trabajadores empezaron las labores de reapertura de tiendas desde el lunes y en otros casos, desde el sábado. Inclusive, en el mensaje que les llegó de la parte administrativa hay un énfasis sobre su jornada laboral: “trabajo full de 8 a. m. a 8 p. m”, y muchos están dispuestos a ello.

Pero ahora de nuevo, según el vocero sindical, habría riesgo de que no vuelvan a trabajar, debido a las novedades en su salario, lo que está muy distante de permitirles ponerse al día con las obligaciones financieras que han dejado de cumplir y que los han llevado a ellos y a sus familias, a situaciones críticas.