opinión

Movilidad Sostenible, una apuesta por el medio ambiente

Por: Leopoldo Romero

El mercado se está volcando de una manera acelerada hacia la nueva oferta de vehículos eléctricos, a través de los cuales se obtienen importantes beneficios tributarios a la hora de adquirirlos. Aunque aún hay un largo camino por recorrer el futuro resulta prometedor si trabajamos en busca de un mismo objetivo: velar por una movilidad sostenible.


Colombia busca consolidarse como líder de la región en movilidad sostenible; de hecho, es uno de los países de Latinoamérica con más ventas de vehículos híbridos y eléctricos. Así lo demuestra un informe presentado por Andemos (Asociación Nacional de Movilidad Sostenible), en el que se destacó que el interés por adquirir estos autos creció en 2020 más del 90 por ciento; con estos avances se espera reducir los gases de efecto invernadero y disminuir considerablemente la producción de CO2 para el año 2030. Con este objetivo en mente, el mercado de autos eléctricos perfila su exponencial crecimiento en los próximos años.

Actualmente, la compra de un vehículo eléctrico cuenta con importantes beneficios fiscales, gracias a la ley 1964 de 2019 que reglamenta un IVA del 5 por ciento y aranceles de 0 por ciento, frente al 27 por ciento o 35 por ciento que tienen los automóviles tradicionales, dependiendo de su valor. Es de resaltar también que los vehículos eléctricos gozan de otros beneficios como la exención del pico y placa, lo que representa una mayor comodidad en la movilidad de sus usuarios.

Cada día son más los avances que hace el Gobierno Nacional en pro de la movilidad sostenible, prueba de ello es el decreto recién firmado por la Presidencia de la República que reglamenta la identificación de parqueaderos para carros eléctricos, donde podrán hacer la recarga de estos.

Aunque el decreto también presenta los lineamientos bajo los cuales se deberá trabajar en materia de infraestructura sostenible, el camino aún es largo. Todavía, falta por resolver un asunto importante en la agenda y es el relacionado con los puntos de recarga que deben implementarse en las carreteras del país, como herramienta indispensable para lograr la meta de una Colombia con movilidad sostenible.

El mercado de vehículos eléctricos ha visto un importante incremento en los últimos años, esto debido a que las nuevas generaciones, cada vez más preocupadas por el cuidado del medio ambiente, se inclinan a la utilización de productos que cuenten con energías renovables.

Como lo demuestra un estudio realizado por la consultora Nielsen en 2018, entre el 80 y el 90% de los millennials están dispuestos a hacer mayores inversiones en la compra de artículos que sean bioamigables o que promuevan iniciativas de responsabilidad social. Esto, sumado a los proyectos que ha venido adelantando el Gobierno, nos permite pensar que la movilidad sostenible es una apuesta segura.

Los actores que hacemos parte del ecosistema de la movilidad debemos aunar esfuerzos junto a las iniciativas del Gobierno Nacional, y prepararnos para los retos que traerá la implementación de una movilidad sostenible.