agricultura

Precios históricos del café: ¿a qué se debe el buen momento del grano?

Al cierre de la jornada, la carga de café de 125 kilogramos se cotizó en $ 2′093.000, un precio que nunca antes habían visto los caficultores colombianos.


Nunca antes en la historia del país el valor de la carga interna de café había pasado la barrera de los $ 2 millones, por lo que el precio que se registró el miércoles 17 de noviembre quedará marcado como un día histórico para este sector tan tradicional de la economía colombiana.

Al cierre de la jornada, la carga de café de 125 kilogramos se cotizó en $ 2′093.000, un precio que nunca antes habían visto los caficultores colombianos, aunque durante los últimos días se ha batido un récord tras otro.

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez, dijo que se trata de una noticia muy positiva para las 540.000 familias cafeteras que viven del cultivo del grano en más de 600 municipios del territorio nacional.

Aunque el precio del grano viene subiendo sostenidamente desde el viernes 12 de noviembre -cuando presentó la primera cifra récord- para luego superarse a sí misma y llegar a la cifra histórica de esta jornada, Vélez resaltó que aún “estamos muy lejos de ser precios de bonanza”.

De acuerdo con el gerente de la Federación de Cafeteros, el contexto que lleva al actual precio interno del café obedece a las cotizaciones ascendentes que ha tenido el producto bandera de la agricultura colombiana en la Bolsa de Nueva York, en la cual se cotiza sobre los US$ 2,32 por cada libra ($ 9.366 con la tasa de cambio del miércoles 17 de noviembre), una cifra que también resulta histórica.

Dicha cotización, sumada al repunte de la tasa de cambio (devaluación del peso colombiano), que este miércoles se ubicó en $ 3.919, son algunas de las variables que están jugando a favor del precio del grano.

Sin embargo, también cabe mencionar que la situación de Brasil, que es el mayor productor de café a nivel mundial, ha contribuido significativamente a que el precio haya crecido tanto en lo corrido del año. En los últimos meses, el país más grande de la región ha sufrido constantes heladas en varios estados clave para el cultivo del grano.

Esta situación medioambiental ha dañado millones de cosechas y, debido a la falta de oferta mundial, el precio se ha escalado al punto que en la bolsa de Nueva York la libra de café se está vendiendo en US$ 2,32, un valor bastante favorable para los cultivadores.

El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Rodolfo Zea Navarro, ha resaltado constantemente el aporte de las 550.000 familias cafeteras que por décadas han sostenido esta actividad como una de las protagonistas en la economía nacional y que en estos momentos aporta 15 % del PIB agropecuario.

Además, el jefe de la cartera agropecuaria ha dicho que la proyección es que 2021 cierre con una producción de 13,7 millones de sacos de 60 kilos de café verde y el valor de la cosecha sea de $ 10 billones.

Vale la pena destacar que el sector cafetero en Colombia emplea a 2,5 millones de personas de manera directa e indirecta, genera US$ 2.600 millones en exportaciones y tiene sembradas 844.700 hectáreas en 23 departamentos y 604 municipios.

Caída en la producción

En octubre de 2021, mes en el que inicia el año cafetero en Colombia, la producción tuvo un declive y cayó en 13 %, según la Federación de Cafeteros. La cifra reportada es de 1.012.000 sacos de 60 kilogramos cada uno. En el décimo mes del año pasado, la producción fue de 1.159.000 sacos.

Durante los primeros diez meses de este año, el acumulado va en 10,1 millones de sacos, lo que también representa una caída de 6 % en comparación con el mismo periodo del año anterior, cuando se llevaban 10,7 millones.

Si la situación se mira en los doce meses corridos, es decir, desde noviembre de 2020 hasta octubre de este año, igualmente se ve un declive. “La producción cayó 5 % a 13,2 millones de sacos, desde los casi 13,9 millones del mismo lapso anterior”, estableció la Federación.