precios

Así se las ingenian los hogares y supermercados para enfrentar la disparada de precios

En abril, la inflación anual de Colombia llegó a 9,23 %, la más alta en los últimos 21 años, según reportó el Dane.


La disparada de la inflación no da tregua y en abril llegó a 9,23 %, la más alta en los últimos 21 años, según el Dane, ya que no se tenía en esos niveles desde julio de 2020, cuando fue de 9,29 %. Esta situación ha llevado a que muchas familias colombianas realicen ajustes a los gastos del hogar, e incluso, cambios a la hora de hacer el mercado, con el fin de hacer que el dinero siga alcanzando para cubrir todas las necesidades diarias y mensuales.

Teniendo en cuenta este panorama, la plataforma Tiendeo elaboró un análisis con esos productos que han tenido un aumento importante durante el último año, las opciones que ahora aparecen en el panorama de las familias y las estrategias de consumidores y retailers para afrontar esta coyuntura de inflación alta.

Alimentos y bebidas han sido las categorías que más se han visto afectadas por los efectos de la inflación, con una variación del 25,37 %. El análisis muestra que los productos que han tenido una mayor alza en sus precios han sido la leche (56 %), los huevos (46 %), el aguacate (31 %), el pan blanco (22 %) y el aceite vegetal (18 %).

Haciendo una comparación de precios entre mayo de 2021 y mayo de 2022, se evidencia que la cubeta de huevos, que tiene 30 unidades, ahora es 6.000 pesos más cara que hace un año. Mientras que el aguacate, el pan tajado, el azúcar y la carne de cerdo han tenido un incremento en su valor que va desde los 600 hasta los 1.200 pesos.

La cubeta de huevos, que tiene 30 unidades, ahora es $6.000 más cara que hace un año.
La cubeta de huevos, que tiene 30 unidades, ahora es $6.000 más cara que hace un año. - Foto: cocina semana

El ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, ha mencionado que a partir de mayo se podría comenzar a ver una disminución en la inflación, pero mientras esto se hace realidad y se comienza a ver reflejado en una disminución de los precios, muchas familias han optado por reemplazar productos y marcas por otras menos costosas, con el fin de frenar la considerable subida que se ha registrado en el promedio del gasto de los hogares a la hora de hacer el mercado.

Un salvavidas para consumidores y retailers

Durante estos meses de inflación alta, las marcas propias de los retailers son las que tienden a incrementar su demanda, ya que, ante un aumento de precios, los consumidores optan por productos que, ofreciendo una calidad y características similares, tienen un precio sensiblemente inferior.

Por eso, las llamadas marcas blancas se han convertido en un refugio para el bolsillo de los consumidores. Adicionalmente, el efecto que tienen las ofertas promocionales para motivar a los colombianos a acudir a la tienda es indiscutible.

-
Las ‘marcas blancas’ se han convertido en un refugio para el bolsillo de los consumidores. - Foto: Getty Images

“Como consecuencia de la subida de precios en los productos básicos y frente a esta nueva coyuntura económica, retailers y marcas están diseñando campañas más agresivas. Para incentivar el consumo, en los cuatro primeros meses del año, fabricantes y minoristas han redoblado esfuerzos, incrementado sus promociones hasta 76 % con respecto al año anterior, esperando despertar el interés del consumidor para acudir a su punto de venta y no al de la competencia”, aseguró Sergio San Martín, country manager de Tiendeo.

Otra de las estrategias que están usando los retailers es la promoción sobre productos “gancho” como, por ejemplo, los de la canasta básica o los que están más caros. Se les ajusta el precio y se ubican a la entrada de las tiendas o en la portada de los folletos promocionales, así, además de captar la atención del consumidor, también se pueden llevar otros productos.