macroeconomía

Colombia le apunta a desbancar a China como el principal productor de coque del mundo

El coque se produce a partir del carbón metalúrgico y en Norte de Santander se da un carbón que solo existe en este departamento y en la China.


El coque es la materia prima para la producción de acero, un producto clave para el sector constructor en el país y el mundo. Y aunque Colombia actualmente es el tercer exportador mundial de coque, la industria nacional le apunta a superar a China y Polonia y ser líder mundial en este mercado.

En los últimos años, estos dos países han exportado entre 8 y 9 millones de toneladas de coque y se pelean el primer puesto. Pero la apuesta de Colombia es aumentar sus exportaciones a 10 millones de toneladas en un plazo de 10 años, una cifra que significa más que duplicar las 4,2 millones que se reportaron en el 2021 y con la que podría entrar a competir por el primer o segundo lugar.

“Para poder doblarnos nosotros debemos tener mayores reservas de carbón metalúrgico y esto pasa, necesariamente, por la adjudicación de nuevas áreas e incrementar la capacidad productiva. Cualquier decisión que se tome en materia de adjudicación de títulos o la renovación de los que ya se tienen, por supuesto que se van afectar las posibilidades de la industria. Si no hay carbón metalúrgico, no va haber coque”, aseguró el presidente de Fenalcarbón, Carlos Cante.

Más allá de aumentar las exportaciones, para que Colombia sea líder en las exportaciones de coque tiene un punto a favor y es la calidad de este producto, que está basada en la calidad que tiene el carbón metalúrgico colombiano.

“Somos privilegiados como país y en América Latina porque tenemos los tres tipos de carbones metalúrgicos para esta industria (bajos, medios y altos volátiles) y unos carbones muy especiales, bajos en fósforo, que se producen sólo en Norte de Santander y una región en China”, destacó Carlos Cante.

“Mientras que no exista un sustituto perfecto para elaborar el acero crudo primario en los altos hornos que permita reemplazar el coque, el coque va a seguir teniendo una alta demanda a nivel internacional”, aseguró Carlos Cante.

Carlos Andrés Cante.
La producción de coque es fundamental para garantizar la soberanía industrial y alimentaria que requiere Colombia. - Foto: Fenalcarbón

Además, manifestó que es necesario que en Colombia se entienda que el carbón metalúrgico y el coque para la industria del acero son minerales y productos base para la transición industrial mundial, por ello, se requiere seguir desarrollándola.

Pues actualmente no existen tecnologías de escala comercial que permitan reemplazar en los próximos 20 o 30 años el coque como insumo fundamental para la producción de acero, sólo existen pilotos que se están desarrollando para utilizar otro tipo de producto con un menor impacto medioambiental.

El presidente de Fenalcarbón también aseguró que la producción de coque es fundamental para garantizar la soberanía industrial y alimentaria que requiere Colombia y que tanto ha mencionado el gobierno del presidente Gustavo Petro.

En 2019, el Grupo Coquecol exportó más de 900.000 toneladas de carbón y coque metalúrgico.
La apuesta de Colombia es aumentar sus exportaciones a 10 millones de toneladas en 10 años. - Foto: Cortesía Coquecol

¿Y la reforma tributaria?

En la exposición de motivos del proyecto de ley de la reforma tributaria se menciona la necesidad de gravar con un mayor impuesto a los bienes primarios, mineros y petroleros que se exportan. Sin embargo, Carlos Cante aseguró que el coque no es bien primario sino un producto industrial que usa el carbón metalúrgico como materia prima, por ello, considera que el Ministerio de Hacienda debe corregir “error técnico”.

“Le hemos dicho al Gobierno -que pretende promover la reindustrialización del país- y siendo el acero y el coque la base de la reindustrialización del mundo, que es equivocado gravar un producto industrial como el coque y que se debe reconsiderar esa posición”, aseguró.

Para el presidente de Fenalcarbón, es totalmente equivocado pretender gravar a cualquier sector a partir de los ingresos brutos. Además, se tiene que considerar que en Colombia se producen diferentes carbones y en varias zonas del país. “Mientras no se consideren los costos asociados al desarrollo de la actividad carbonífera, sería supremamente grave utilizar esa fórmula que penaliza el desarrollo de la industria del carbón en el país”, agregó.

Para la lograr una producción de 4,5 millones de toneladas de coque (300.000 toneladas se quedan en Colombia para consumo interno) se utilizan cerca de 7 millones de toneladas de carbón metalúrgico, que paga regalías y generan ingresos para las regiones y la Nación.