Petroleo
- Foto: GUILLERMO TORRES

economía

Corficolombiana sube fuertemente el pronóstico de crecimiento de economía colombiana en 2021

Pasó de estimar 5,3% a 7,2%. ¿A qué se debe el optimismo?

Las apuestas por el crecimiento de la economía se siguen moviendo, evidenciando un mayor optimismo por lo que viene en el resto del 2021.

Este lunes, Corficolombiana subió su pronóstico, desde 5,3% que tenía antes, a 7,2% ahora, para el total del año.

La argumentación de Corficolombiana, pese al deterioro sociopolítico y fiscal de los últimos meses, es que el crecimiento estará impulsado por el consumo privado, que ya empezó su dinamismo y tendrá un peso en la oferta y la demanda de bienes y servicios, empujando así la economía.

Sin embargo, el informe de Corficolombiana establece que “tienen optimismo, pero con reparos”.

Dentro de su argumentación destacan que “la economía demostró una alta resiliencia a los confinamientos del primer trimestre de 2021 y creció 1,1% anual”, mientras que ellos -en particular- esperaban una contracción (-0,7%).

Los datos del primer trimestre de 2021 en Colombia dan cuenta de que, “ocho de las doce ramas de actividad registraron variaciones anuales positivas”, liderando los crecimientos el entretenimiento, el cual ha sido uno de los que había permanecido más tiempo inactivo. También se alzó la industria, cuya producción la aumentan los empresarios, si ven que van a tener demanda de sus productos.

Ese mismo contexto hizo que la OCDE también aumentara su apuesta por la economía colombiana (7,6%), es decir, más optimista que la de Corficolombiana. Seguidamente, principalmente basados en los datos del primer trimestre del año en el país, los analistas empezaron a subir sus pronósticos.

¿A qué se debe el reparo?

El reparo que menciona Corficolombiana, que no los deja expresar la certeza absoluta de que el crecimiento de la economía colombiana será alto, luego de venir de una contracción de 6,8% en 2020, se debe a que la tercera ola de contagios ha sido más fuerte y larga de lo previsto originalmente.

Un costo de $4 billones y muchos empleos

De igual manera, en el resultado del segundo trimestre se atravesará el paro nacional, con bloqueos de vías y alteraciones de orden público, los cuales, según Corficolombiana, “habrían interrumpido la recuperación en esos meses. “Estimamos una contracción trimestral del PIB de 3,3% en ese periodo. El costo de los bloqueos y los daños causados durante las protestas sería cercano a $4 billones y se perderían más de 600 mil puestos de trabajo.

El segundo semestre

La expectativa de Corficolombiana es que la economía retomaría la senda positiva en el segundo semestre, “”en un contexto de altos precios del café y el petróleo, elevados flujos de remesas hacia el país (especialmente desde EEUU), apertura de la mayoría de sectores productivos acompañada de un avance acelerado del programa de vacunación y un buen desempeño de la construcción”.

Según lo esperado por los analistas de Corficolombiana, pese a que “la actividad productiva volvería a niveles pre-pandemia solo hasta a finales de 2021 –es decir, 6 meses antes de lo estimado previamente– todavía faltaría recuperar 1,3 millones de empleos”. De la recuperación del mercado laboral, precisamente, depende mucho del resultado de la economía, pues, a la larga, el consumo de los hogares es clave para la reactivación.

En el análisis de Corficolombiana se expresa que “los ocupados de los deciles más altos de ingreso son mayoritariamente formales y se vieron afectados mucho menos por la crisis que aquellos de los deciles bajos, en donde predomina la informalidad”.

Precisamente, el gasto de los ocupados formales representa más del 50% del gasto total de los hogares e impulsaría la recuperación económica, argumentaron los analistas.

El nubarrón

Aún así, las cuentas fiscales de Colombia están bajo presión, señala Corficolombiana. No hay que olvidar que la reforma tributaria fue retirada y, aunque se planea radicarla de nuevo, la tarea está demorada. De igual manera, está en el horizonte la decisión que tome la calificadora Fitch, luego de que su homóloga S&P, le rebajara la nota al país.

El Marco Fiscal de Mediano Plazo estableció su estrategia de financiamiento, la cual, si bien aumenta el ingreso esperado por la venta de ISA a $14 billones, tiene que enfrentar el déficit fiscal, de 8,6% para este año, y de 7% para el 2022. Las necesidades de recursos son evidentes.