deuda

El ‘descache’ de Gustavo Petro sobre el manejo de la deuda en Colombia

El candidato presidencial criticó las extensiones de deuda pública que ha hecho el Gobierno, un mecanismo que se usa en todo el mundo.


Una nueva polémica generó en las últimas horas el senador y candidato presidencial Gustavo Petro al criticar fuertemente los canjes de deuda que ha hecho el Gobierno, asegurando que el uribismo busca dejar endeudado al próximo gobierno porque “saben que van a perder”.

“Les dejo esta perla. El gobierno de Duque acumuló y retrasó los pagos de la deuda de corto plazo al periodo 2022/2026. El país tendrá que pagar en ese periodo la mayor parte de su deuda: cerca de 400 billones de pesos. Maniobras de quienes saben que van a perder el poder”, trinó Petro en su cuenta de Twitter.

El líder de la Colombia Humana se refiere a los canjes de deuda que ha hecho el Ministerio de Hacienda por medio de los cuales extiende la vida de la deuda del país cambiando títulos de tesorería (TES) que vencían en 2020 o 2021, por otros títulos con vencimientos más en el mediano plazo (2024/2025).

El comentario de Petro despertó polémica e indignación en economistas y analistas de mercado, pues si bien tiene razón en que se extendió la deuda para los próximos años, estos son mecanismos que se hacen constantemente y no solo en Colombia, sino en todo el mundo.

“Usted sabe que estas son estrategias de gestión de la deuda que buscan reducir los riesgos de liquidez y solvencia, y garantizar su sostenibilidad en el largo plazo. Deje de manipular la realidad aprovechándose de que la mayoría no domina estos conceptos”, le escribió a Petro el exviceministro de Hacienda Andrés Pardo.

De igual manera, el analista económico y político José Miguel Santamaría criticó el “desconocimiento” de Petro de las finanzas públicas.

Lo curioso del asunto es que Petro es economista de la Universidad Externado, además tiene una maestría en economía en la Pontificia Universidad Javeriana y un doctorado en nuevas tendencias en dirección de empresas de la Universidad de Salamanca, España. Teniendo en cuenta su pasado académico, el candidato debería conocer las herramientas de financiamiento que utilizan las naciones de todo el mundo, como el canje de la deuda.

Si bien es cierto que la mayoría de vencimientos de los TES se llevarán a cabo en los próximos años, eso no significa que el nuevo gobierno vaya a tener problemas de recursos, como lo quiere hacer creer Petro, pues seguramente la nueva administración hará nuevos canjes de deuda en los que cambie los TES que vencen en 2024/2025 por otros con plazos en 2030/2031.

Ahora bien, es cierto que el endeudamiento de Colombia ha venido aumentando por culpa de la pandemia del coronavirus. Según el más reciente informe del Ministerio de Hacienda, la deuda del Gobierno Nacional Central (GNC) al cierre de agosto de 2021 se ubicó en 62,2 % del PIB. De hecho, la deuda bruta del GNC había terminado el año 2020 en el máximo histórico de 64,8 % del PIB, mientras que en 2019 había sido de 48,6 % del PIB.

El Gobierno tuvo que incrementar los niveles de endeudamiento en 2020 con el fin de atender los problemas sanitarios y económicos causados por la pandemia del coronavirus. Además, en el Marco Fiscal de Mediano Plazo se estima que en 2021 la deuda bruta del GNC aumentará a 66,8 % del PIB y que no bajará de 60 % en los próximos diez años.

¿Doble moral?

La estrategia que ha tomado ahora cierto sector de la oposición es la de criticar los altos niveles de endeudamiento del país, siendo precisamente la oposición la que más pide incrementar el gasto público.

Esta semana se tenía previsto un debate en el Congreso en el cual el senador Gustavo Bolívar, también de la Colombia Humana, iba a cuestionar el incremento de la deuda del Gobierno. El debate fue aplazado, pues el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, no pudo asistir a la cita.

La indignación de la oposición apareció a pesar de que eran ellos quienes pedían incrementar aún más el gasto público por medio de la emisión monetaria para financiar programas sociales. Hay que recordar también que la Colombia Humana ha apoyado la idea de implementar una renta básica universal de un salario mínimo, iniciativa que tiene un costo de más de $ 80 billones al año.

Como el Gobierno, ni el Congreso ha aprobado este tipo de medidas que aumentan el gasto, para algunos, de manera irresponsable, y que hubieran requerido de un mayor financiamiento (endeudamiento), ¿ahora sí la oposición está preocupada por los altos niveles de endeudamiento?