energía eléctrica

Inauguran nueva obra para mejorar el servicio de energía al occidente de Bogotá

Con la modernización y ampliación de la Subestación Morato se tendrá una mejor respuesta ante fallas y contingencias en Suba, Engativá y Barrios Unidos.


Luego de casi 15 meses de trabajos continuos, y una inversión cercana a los $10.000 millones, Enel culminó los trabajos de modernización y ampliación de la Subestación Morato, ubicada al norte de la ciudad de Bogotá, exactamente en la carrera 70 con calle 96.

Los trabajos realizados consistieron en el cambio y actualización tecnológica de diferentes elementos de la subestación, tanto de potencia, como de protección y control. De este modo, se incorporaron equipos de última tecnología y con los más altos estándares internacionales.

Así mismo, se cambiaron dos de los transformadores de potencia, por unos de mayor capacidad, ampliando la cobertura de distribución en el norte de Bogotá, y atendiendo la creciente demanda de energía de la ciudad.

La nueva Subestación Morato pasó de tener una capacidad de 100 millones de voltamperios (MVA) a una de 120 MVA, con 20 circuitos de media tensión, que son los responsables de la distribución del servicio para los clientes residenciales, comerciales e industriales de Suba, Engativá y Barrios Unidos.

En el marco de esta modernización, también se realizaron obras civiles con el propósito de cumplir con las distancias de seguridad entre los equipos de la subestación y con los requerimientos ambientales para este tipo de infraestructura. Entre estas labores se destaca la construcción de mallas de puesta a tierra, muros cortafuegos y cimentaciones para los nuevos equipos.

Con la actualización tecnológica a la subestación ahora se tiene una mejor respuesta ante fallas y contingencias.
Con la actualización tecnológica a la subestación ahora se tiene una mejor respuesta ante fallas y contingencias. - Foto: Enel Colombia

Igualmente, se adecuó la conexión de las tres líneas de transmisión de la Subestación Morato: Salitre, Usaquén y Suba; y se desconectaron y retiraron los equipos que ya habían cumplido su vida útil.

De acuerdo con Enel, gracias a estas obras cerca de 350.000 personas se están viendo beneficiadas con un servicio de energía más confiable, ya que con la actualización tecnológica realizada se tiene una mejor respuesta ante fallas y contingencias.

Además, la compañía ahora cuenta con una mayor capacidad para atender el aumento de demanda de energía que están teniendo las localidades de Suba, Engativá y Barrios Unidos.

Con la actualización tecnológica a la subestación ahora se tiene una mejor respuesta ante fallas y contingencias.
La modernización y ampliación de la Subestación Morato tuvo una inversión cercana a los $10.000 millones. - Foto: Enel Colombia

“Altas tarifas de energía nos vuelven menos competitivos”: alcalde de Riohacha

Durante la Cumbre de alcaldes capitales de la Región Caribe, el alcalde de Riohacha, José Ramiro Bermúdez, aseguró que las altas tarifas de energía son preocupantes porque la ciudad “está tratando de crecer en materia turística, industrial y empresarial, y con el aumento del valor del servicio de energía somos menos competitivos que otras zonas del país”.

Por ejemplo, un usuario paga en promedio $946,6 por kilovatio; mientras tanto, un ciudadano en Bogotá, paga el mismo kilovatio por $638,56.

“El problema no es de generación, sino de distribución. Los ciudadanos terminamos pagando las llamadas ´pérdidas reconocidas´, que aumentan significativamente el valor de la tarifa. Lo más preocupante es que tenemos un porcentaje de subnormalidad muy alto, pese a las inversiones de la empresa Aire”, señaló el alcalde de Riohacha.

Además, los alcaldes que participaron en la cumbre cuestionaron el papel del Gobierno nacional frente a la vigilancia de la prestación del servicio, lo que ha derivado no solo en altas tarifas, sino también en continuos cortes y suspensiones; por eso, emitieron una declaración conjunta, en la cual hacen un llamado al próximo presidente a asumir la financiación necesaria para que los precios regresen a los niveles normales.

“Una manera de llevarlo a cabo sería la creación de un Fondo Regional de Estabilización de Precios, con recursos públicos que compensen de manera directa los incrementos de los costos de la energía, para lo cual también convocamos el acompañamiento del Congreso de la República que se instala el próximo 20 de julio”, proponen los alcaldes en el documento.

Además, aseguraron que se necesitan salidas legales, regulatorias y económicas para mitigar el impacto en el bolsillo y la calidad de vida del Caribe colombiano, porque “resulta insostenible seguir cargando con los costos de la facturación de hoy y los que, a instancias del esquema aprobado, seguirán aumentando en los siguientes meses”.