pobreza

La pobreza multidimensional en Colombia fue del 18,1 % en 2020, seis puntos básicos más que en 2019

Antioquia fue la región del país en donde mejores resultados se presentaron el año pasado.


El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) presentó este jueves el Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) en el país, el cual arrojó que en 2020 la tasa de personas en esta situación llegó al 18,1 %, en parte por el efecto que tuvo la pandemia de la covid-19 en el bolsillo de los colombianos.

Entre 2019 y 2020 hubo un incremento de 0,6 puntos porcentuales en la tasa de incidencia de la pobreza multidimensional a nivel nacional; en las cabeceras del país fue del 12,5 % (0,2 puntos porcentuales más) y en los centros poblados y rurales dispersos fue del 37,1 % (aumentó 2,6 puntos porcentuales, que es una variación estadísticamente significativa), de acuerdo con la entidad.

Antioquia registró una variación negativa de 0,8 puntos porcentuales en la incidencia de la pobreza multidimensional, pasando del 15,7 % en 2019 al 14,9 % en 2020. En contraste, en la región Pacífico (sin incluir Valle del Cauca) dicha incidencia aumentó en 4,6 puntos porcentuales (del 26,3 % en 2019 al 30,9 % en 2020).

El porcentaje de hogares en el país con barreras de acceso a servicios de salud se redujo 3,3 puntos porcentuales (otra variación estadísticamente significativa) entre 2019 (5,5 %) y 2020 (2,2 %), añadió el Dane en su informe.

El IPM está compuesto por cinco dimensiones y 15 indicadores, así:

  • 1. Condiciones educativas (analfabetismo y bajo logro educativo).
  • 2. Condiciones de la niñez y la juventud (inasistencia escolar, rezago escolar, barreras de acceso a servicios de cuidado de primera infancia y trabajo infantil).
  • 3. Trabajo (trabajo informal y desempleo de larga duración).
  • 4. Salud (sin aseguramiento a salud y barreras de acceso a salud dada una necesidad).
  • 5. Condiciones de la vivienda y servicios públicos (sin acceso a fuente de agua mejorada, inadecuada eliminación de excretas, material inadecuado de pisos, material inadecuado de paredes y hacinamiento crítico).

Por otra parte, los indicadores que registraron las mayores reducciones en las privaciones de los hogares en Colombia en 2020 con respecto al año anterior fueron las barreras de acceso a servicios de salud, con una variación negativa de 3,3 puntos porcentuales, pasando del 5,5 % en 2019 al 2,2 % en 2020; bajo logro educativo, con una disminución de 1,8, dada la diferencia entre el 44,0 % registrado en 2019 y el 42,2 % en 2020.

Por el contrario, la variación entre 2019 y 2020 en los indicadores de inasistencia escolar, desempleo de larga duración y trabajo informal fue del 13,7, el 1,8 y el 1,3 puntos porcentuales, respectivamente. En el caso de inasistencia escolar, pasó del 2,7 % al 16,4 %; el desempleo de larga duración aumentó del 12,4 % al 14,2 % y, en 2020, el 74,2 % de los hogares se encontraba privado por trabajo informal, cuando en 2019 este porcentaje fue del 72,9 %.

Frente a la pobreza multidimensional de personas que pertenecen a hogares donde al menos un miembro es migrante y reporta ser de Venezuela, el índice nacional para 2020 se ubica en un 44,2 %, 3,1 puntos porcentuales más con respecto a 2019 (41,1 %).

Esta proporción de población en situación de pobreza multidimensional llegó al 41,5 % en cabeceras y al 61,3 % en centros poblados y rurales dispersos.

Al 77 % de los colombianos no les alcanza para ahorrar

El Dane reveló en su nueva Encuesta de Pulso Social que a la mayoría de ciudadanos solo les alcanza para vivir. La muestra de la entidad pública reflejó que solo uno de cada 10 colombianos puede ahorrar parte de sus ingresos, es decir, que los ingresos de los restantes, en el mejor de los casos, les alcanza para cubrir sus necesidades.

El 77,3 % de los hogares consultados no tiene posibilidades de ahorrar, mientras que solo el 11,5 % puede hacerlo, según la muestra recogida en las 23 principales ciudades del país. En cuanto a los hogares que se clasifican como pobres, el 81,5 % indicó que no puede guardar parte de sus ingresos, mientras que el 73,8 % de los que no son pobres tampoco lo pueden hacer.