Creativo
De acuerdo con datos reportados por el Banco de la República, el país debe más de $176.000 millones de dólares - Foto: Getty Images/iStockphoto

economía

Nueva emisión de bonos genera optimismo en el Gobierno de Gustavo Petro frente al manejo de la deuda externa del país

El Ministerio de Hacienda afirmó que la emisión fue bien recibida por los inversionistas internacionales.

El endeudamiento externo de Colombia viene siendo, desde los últimos años, un tema polémico y delicado, debido a que este rubro representa más del 50% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, según datos del Banco de la República.

Un buen manejo de esta deuda, donde una tajada importante del Presupuesto Nacional se dirige para la atención de esta obligación, le permite al gobierno tener las “puertas abiertas” para que la banca mundial y países desarrollados le continúen prestando para financiar proyectos claves para el desarrollo y crecimiento del país.

Por eso, una decisión de política-económica realizada por el Ministerio de Hacienda, genera optimismo frente a las finanzas públicas en esta materia. Se trata del lanzamiento de un nuevo bono global con vencimiento en el año 2033, por un monto total de $1.624,2 millones de dólares, cuyo principal propósito es sustituir o recomprar bonos existentes.

De acuerdo con el Ministro de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Ocampo, esta operación que calificó de “exitosa”, mitiga el riesgo de refinanciamiento y contribuye a mejorar el perfil de la deuda externa, aumentando la vida media del portafolio de bonos en dólares desde 14,2 años a 14,7 años.

Manifestó que dicha emisión alcanzó, en su momento más alto en los mercados internacionales, órdenes por 2,6 veces lo emitido, “confirmando el buen apetito del mercado internacional por la deuda colombiana a pesar de la difícil coyuntura internacional, en la que Colombia recibe un voto de confianza por parte de un amplio y diversificado grupo de inversionistas”.

“Esta operación, se enmarca dentro de una estrategia de manejo prudente y responsable de nuestras finanzas públicas en la que se ha logrado recoger deuda con vencimiento dentro de los próximos 18 meses para sustituirla por deuda a un plazo superior a 10 años, mitigando el riesgo de refinanciamiento y destinando lo recaudado para el pago de amortizaciones y no para un mayor endeudamiento”, expresó.

Detalló el Ministerio de Hacienda que del monto del nuevo bono global con vencimiento en el año 2033, alrededor de $918,6 millones de dólares se distribuyeron en la sustitución parcial de $319,3 millones de dólares del Bono Global de marzo de 2023, $381,1 millones de dólares al Bono Global de febrero de 2024 y $218,2 millones de dólares del Bono Global de mayo 2024. Los restantes $705,6 millones de dólares se tendrá en caja para cumplir con el pago del bono global del próximo año.

“En adición al amplio acceso que tiene Colombia con la banca de desarrollo multilateral y bilateral, el país también cuenta con acceso eficiente a los mercados de capitales internacionales”, resaltó Ocampo.

Aunque esta emisión es vista con optimismo por el gobierno Petro, lo cierto es que la deuda externa del país viene registrando un comportamiento ascendente, motivada en gran medida, por la volatilidad que viene presentando la divisa norteamericana, la cual ha superando en varias ocasiones la barrera de los $5.000 pesos.

Esta situación ha ocasionado, y según se aprecia en los últimos datos reportados por el Banco de la República, corresponde al mes de agosto, que el país debe $176.407 millones de dólares. De ese total, más de 100 mil millones dólares están en manos del sector público, representando el 29,3% del PIB Nacional. Mientras que el monto restante es del sector privado, el cual pesa el 22,2% del PIB Nacional.

De acuerdo con expertos, los niveles de endeudamiento no sólo se evidencian en Colombia, sino que es un comportamiento de casi todas las economías, donde la escalada se viene registrando desde el 2020 cuando estalló la pandemia por la Covid-19 y donde las medidas económicas que adoptaron muchos países estuvo orientada a buscar financiación externa para hacerle frente a esta coyuntura.

Esto explica, en gran medida, los datos que sobre la deuda mundial ha reportado el Fondo Monetario Internacional (FMI), que advierte que el endeudamiento general aumentó 28 puntos porcentuales en el año 2020, lo que equivaldría al 256% del PIB mundial. De esta, el 40% corresponde a deuda pública, siendo el porcentaje más elevado en casi seis décadas, es decir, que los países y en especial, los catalogados “en desarrollo” son los que más impacto han tenido en este aspecto, y donde una posible recesión económica mundial acentuará más esta situación.