combustibles

¡Pilas! Suben los precios de la gasolina y el diésel en Colombia a partir de este sábado

Las variaciones en los costos de los combustibles se deben, principalmente, al precio del crudo en los mercados internacionales. Conozca la tabla de precios que regirá en Colombia.


El Ministerio de Minas y Energía de Colombia informó este sábado que, tras seis meses sin variaciones, los precios promedio de los combustibles en el país subirán en septiembre.

De acuerdo con la cartera, el precio promedio de la gasolina tendrá un ajuste al alza de 146 pesos por galón y en el del diésel será de 150 pesos por galón, lo cual llevará los precios promedio de las 13 ciudades principales a un valor de 8.672 pesos por galón de gasolina y a uno de 8.538 pesos por galón de diésel.

“Esto se debe, principalmente, al precio del crudo en los mercados internacionales, a la volatilidad de los precios de los refinados en el mercado de referencia de la Costa del Golfo de los Estados Unidos, al nivel de la Tasa de Cambio (TRM) y al nivel de los precios de la materia prima de los biocombustibles y sus productos finales”, señaló el Ministerio de Minas en un comunicado.

Tras este anuncio del incremento en los precios de los combustibles, en Bogotá la gasolina tendrá un costo promedio de $ 8.991 y el diésel de $ 8.802; por su parte, en Medellín los precios rondarán en $ 8.934 el galón de gasolina y $ 8.810 el galón de diésel, efecto que también sucede en Cali y que llevará los precios a $ 9.029 y $ 8.914, respectivamente.

La capital que tendrá el precio promedio más elevado del galón de gasolina a partir de esta sábado será Villavicencio, con $9.091, según el Gobierno.

“La estabilidad en los precios que se había tenido los últimos seis meses fue posible gracias al funcionamiento del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (FEPC), el cual mitiga en el mercado interno el impacto de las altas fluctuaciones de los precios de la gasolina corriente y de diésel en los mercados internacionales”, señaló la cartera de Minas, especificando que cada mes el FEPC ha debido estabilizar los precios del mercado nacional en un monto equivalente a 850.000 millones de pesos.

Agrega: “Si este mecanismo no existiera, los consumidores de gasolina motor corriente y de diésel actualmente podrían llegar a pagar al menos unos $ 2.900 más por cada galón de gasolina y unos $ 3.300 más por cada galón de diésel”.

Esta es la tabla de precios promedio de los combustibles que regirá a partir del sábado 11 de septiembre de 2021 en Colombia:

Precios de los combustibles septiembre 2021, MinMinas
Precios de los combustibles septiembre 2021, MinMinas - Foto: Fuente: Ministerio de Minas y Energía

El FEPC tendría un déficit por más de $ 7 billones en 2021

El equipo de investigaciones económicas de Corficolombiana llevó a cabo un análisis en el cual sostiene que el Fondo de Estabilización del Precio de los Combustibles va a tener un déficit este año de $ 7,6 billones por culpa del incremento en los precios del petróleo.

“En la medida que la brecha entre el precio local e internacional de combustibles se ha venido ampliando durante 2021, el FEPC en el país ha aumentado su déficit, presionando aún más el balance fiscal del Gobierno Nacional Central”, dice el informe de Corficolombiana.

El documento añade que el repunte de los precios del crudo ha derivado en un incremento súbito de las cotizaciones de los combustibles, mientras que el precio internacional de la gasolina en pesos colombianos ha aumentado un 78 % en promedio durante el año, el precio interno apenas ha subido un 2,1 %.

El FEPC fue creado en 2007 para estabilizar los precios internos de los combustibles a partir del ahorro o la descapitalización de recursos derivados de los diferenciales entre el Ingreso del Productor local (IP) y el Precio de Paridad (PP) – resultante de las cotizaciones de referencia de los mercados internacionales.

Y es que los altos niveles del déficit del FEPC no son historia nueva, en 2018 sus obligaciones alcanzaron los $ 14,6 billones. Según Corficolombiana, el déficit de $ 7,6 billones de este año se daría por compensar a los productores y refinadores por el repunte en las referencias internacionales, en un contexto en el que la referencia local ha permanecido relativamente estable.