reforma tributaria

Rudolf Hommes pegó el grito en el cielo: dijo que el impuesto a dividendos es “desproporcionado” y que va en contra de “invertir, competir y producir”

El exministro de Hacienda hizo tres propuestas frente al proyecto de reforma tributaria.


El exministro de Hacienda Rudolf Hommes cuestionó este domingo el aumento al impuesto a los dividendos que establece el proyecto de reforma tributaria radicado el pasado lunes 8 de agosto por el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo.

A través de Twitter, Hommes señaló que el incremento de este tributo, sin una reducción a los impuestos a las empresas, les genera a estas “una carga tributaria desproporcionada”, lo que aseguró va en contra de “promover la producción” en el país.

“El aumento del impuesto a los dividendos sin reducir los impuestos a las empresas que pagan esos dividendos les impone una carga tributaria desproporcionada que va a reducir su capacidad de operar productivamente, de competir y de invertir. Va en contra de promover la producción”, señaló.

De igual manera, el exministro del Gobierno del expresidente César Gaviria hizo tres propuestas frente al proyecto de reforma, el cual deberá ser aprobado por el Congreso antes de que finalice el año.

En primer lugar, Hommes propuso buscar una fórmula para “compensar el aumento del impuesto a los dividendos, de tal manera que no se afecte la competitividad de las empresas ni desestimule la inversión empresarial”.

En segundo término, el exministro sugirió incluir un “mayor porcentaje de la población para que contribuyan el esfuerzo tributario con impuesto de renta, a partir de seis millones de pesos de ingresos, e impuesto de patrimonio superior a $2.000 millones en exceso del valor de su residencia”.

Cabe recordar que en el proyecto del Gobierno Petro se establece un incremento del impuesto de renta para personas con ingresos superiores a los 10 millones de pesos, mientras que el impuesto al patrimonio está dirigido a quienes tengan bienes y ahorros avaluados en 3.000 millones de pesos en adelante.

Finalmente, Hommes recomendó al gobierno “no pretender que los sobre impuestos al gas y al petróleo van a financiar gastos permanentes”. Y subrayó que se reserva “el derecho de seguir proponiendo” medidas al proyecto.

¿Qué propone la reforma frente a los dividendos?

En busca de conseguir más de 25 billones de pesos, el gobierno de Gustavo de Petro radicó finalmente la reforma tributaria, en la cual hizo fuertes modificaciones a la manera en la que los colombianos pagan sus impuestos.

Como informó SEMANA, en el caso de los dividendos, por ejemplo, se trata de todo un revolcón, pues este componente estaba incluido en una de las cuatro cédulas con las cuales se establecía el impuesto de renta a las personas naturales. De esa manera, el ministerio considera que no se puede seguir con ese modelo que termina gravando con menor impuesto a los que más tienen, en comparación con los asalariados.

Para expresar los cambios que hay con los dividendos, hay que partir de lo que sucede en la actualidad. “Las utilidades de una compañía son gravadas con la tarifa general, que es del 35 %. Una vez la sociedad va a distribuir las utilidades al accionista, que es una persona natural, se aplica un impuesto a los dividendos del 10 por ciento, a las provenientes de la distribución de utilidades que hubieren sido consideradas como ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional”, explicó Miguel Fandiño de la firma KPMG. El impuesto se cobra a partir de 300 Unidades de Valor Tributario (UVT), lo que da unos 11,4 millones de pesos. “El efecto es una tarifa combinada del 41,5 % en el efecto para el accionista que percibe dividendos”, agregó.

Según la propuesta, se parte de que estos ingresos los reciben las personas más pudientes del país, teniendo en cuenta que se trata de una cuota de dinero que una empresa reparte a los accionistas de una sociedad y hay que recordar que la reforma tributaria de Gustavo Petro va por el aporte de las personas naturales de mayores recursos.

De esa manera, según lo expresa el proyecto de ley que entró a hacer trámite en el Congreso de la República, es que habrá una retención en la fuente del 20 % para los dividendos o participaciones y será sobre el valor bruto de los pagos, es decir, sin ninguna deducción.

Así mismo, otro cambio fuerte en este componente será que los dividendos integrarán la base gravable del impuesto sobre la renta y complementarios.

Noticias relacionadas