consumo inteligente

Estrategias psicológicas para evitar las compras compulsivas el Día sin IVA

Llega un nuevo Día sin IVA y los colombianos se preparan para aprovecharlo.


Faltan dos días para el segundo Día sin IVA de 2022 y los colombianos ya se preparan para aprovechar este día y realizar sus compras a precios más económicos, ya que el comercio, además de ofrecer algunos productos sin el 19 % del IVA, lanza promociones y precios especiales para atraer a más compradores.

Este día coincide con el pago de la prima de mitad de año al que tienen derecho los trabajadores en Colombia, por lo que se espera un mayor gasto por parte de los hogares frente a la jornada anterior que se hizo el 11 de marzo.

Según cálculos de Fenalco, las ventas sumarían entre $ 9 billones y $ 10 billones. Por su parte, la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico prevé ventas online por $ 710.000 millones, un aumento respecto a la jornada anterior.

Y aunque muchos comienzan a planear todo lo que pueden comprar en este día, es importante tener inteligencia financiera para saber manejar las promociones y no gastar el dinero compulsivamente. Por eso, hay que entender cómo influye la psicología a la hora de tomar decisiones al comprar.

Es normal que los seres humanos usemos las compras compulsivas para reemplazar algún sentimiento negativo que sentimos o buscar suplir algún vacío emocional. Por esto es importante identificar el sentimiento posterior a una compra, ya que como muchas veces es de felicidad, otras veces es de culpa.

Consejos para evitar las compras compulsivas

No es bueno pensar que las compras son una recompensa. Muchos compradores dicen “me lo merezco porque he trabajado duro”, lo cual hace que se gaste el dinero muchas veces en cosas que no se necesitan. Por lo que el mejor consejo es pensar el dinero en horas de trabajo, para elegir mucho mejor en qué se debe invertir.

Es evidente que al momento de comprar algo, los seres humanos alcanzan un pico de felicidad y placer momentáneo. Algo que no se siente en el momento de ahorrar. Sin embargo, lo más recomendable es crear estos vínculos emocionales a largo plazo y así un hábito de ahorro que permita hacer las compras realmente necesarias. El momento de ahorrar dinero imaginando la felicidad que producirá el momento de poder usar ese dinero en una compra que se tiene planeada es la manera inteligente de usar las emociones a la hora de comprar.

Para las personas que prefieren hacer sus compras en efectivo, lo más recomendable es utilizar billetes de alta denominación. Psicológicamente, es más fácil hacer una compra cuando los billetes son de $ 10.000 o $ 20.000, que cuando las personas tienen billetes de $ 50.000 o $ 100.000, lo cual les ayuda a decidir mucho mejor en qué compra necesaria deben desprenderse de ese dinero.

Aprender del arrepentimiento es una buena opción psicológica. Al pensar en una compra de la que la persona se arrepiente, se debe recordar ese incómodo sentimiento producto de haber comprado algo que realmente no se quería comprar. Esto puede ayudar a hacer una lista de ventajas y desventajas en la próxima compra que se hará y así analizar si realmente es algo que se necesita o se quiere adquirir.

Hay tres preguntas que se deben responder al momento de pensar en próximas compras: ¿En qué prefiere gastar el dinero?, ¿se planifican las compras para satisfacer necesidades o son caprichos del momento?, ¿qué sentimientos he tenido después de las últimas compras? Este análisis completamente personal ayudará a las personas a identificar mucho mejor sus sentimientos y sus necesidades a la hora de realizar las próximas compras.