gente

¿Cuáles son las diferencias entre un bautizo católico y uno cristiano, como el que tendría Índigo?

Camilo y Evaluna decidieron que su hija sea la que decida, cuando sea mayor, si se bautizará o no.


El pasado 9 de abril nació Índigo, la hija de Camilo Echeverry y Evaluna Montaner, una de las parejas más famosas entre los internautas en redes sociales. Por esto, el nacimiento fue todo un acontecimiento, teniendo en cuenta, además, que nunca se supo el sexo de la pequeña hasta que la cantante, hija de Ricardo Montaner, dio a luz.

“Índigo nació. Dios estuvo presente en cada segundo del parto en nuestro hogar (…). Es una niña feliz y curiosa (…). Evaluna es la mujer más fuerte, virtuosa y valiente que ha pisado este planeta. Todo mi respeto, mi servicio y mi entrega a la reina de esta casa”, escribió Camilo en su cuenta de Instagram.

Sin embargo, en medio de la emoción, muchos de los fanáticos de la pareja se han hecho una pregunta sobre el crecimiento espiritual y religioso de la niña: ¿cuándo será el bautizo?

Hay que recordar que la familia Echeverry Montaner no es católica, sino cristiana, por lo que este rito religioso sería desarrollado de forma muy diferente a lo que los creyentes católicos conocen.

Así, Camilo y Evaluna han decidido que el bautizo de la menor sería, en términos de los más fieles a la Santa Sede, algo no “convencional”. Para empezar, la ceremonia no se realizaría en una iglesia católica, sino en Vous, un templo cristiano ubicado en Miami, Florida (Estados Unidos).

Ahora bien, para empezar, una de las diferencias entre uno u otro rito es la edad del bautizado. Mientras que en el católico el bebé es llevado a la iglesia al cumplir un año o antes, en el cristiano lo usual es que la persona ya no sea ni siquiera un niño. En la mayoría de los casos, si una persona tiene una vida cristiana desde niño, lo habitual es que el bautizo se dé luego de los doce años.

El estado de consciencia del bautizado es otro punto opuesto. Los católicos bautizan a los niños sin que estos tengan conocimiento de lo que es o no el pecado, una de las críticas más fuertes que los cristianos realizan frente a este rito católico.

Para los cristianos, los niños no deben ser bautizados, teniendo en cuenta que, para ellos, es una decisión propia que se debe tomar con total conocimiento, según lo dicho —refieren— por Jesús en Marcos 16:16: “El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado”.

Otra de las diferencias es la forma en la que se celebra el rito. Los católicos acostumbran a hacerlo con varios invitados, en una fiesta muy similar a la de cumpleaños; sin embargo, los cristianos prefieren hacerlo en un entorno mucho más privado, tal y como lo anunciaron Camilo y Evaluna.

De acuerdo con la pareja, la niña será la que decida si quiere o no bautizarse, y en caso de una respuesta positiva, el acto religioso se desarrollará con la presencia del pastor de la iglesia y sus padres.

Finalmente, es importante resaltar que, a diferencia del católico, el bautizo cristiano no tiene padrinos; aunque en el caso de Índigo sí podría tener una madrina fuera de los estándares religiosos, que sería su tía, Manuela Echeverry, hermana de Camilo. Así, la mujer no tendría ninguna carga religiosa sobre la niña, sino que sería simplemente un título de cariño y honor para ella.

Cabe recordar que Camilo se ha ido amoldando a las creencias de su esposa, quien desde niña ha seguido la fe cristiana debido a la crianza de sus padres, que desde hace años profesan esta creencia.