Tendencias

Home

Gente

Artículo

- Foto: Game of Thrones

gente

Emilia Clarke, la reina de los dragones en Juego de Tronos, subasta cena entre sus seguidores

La actriz, que interpretó a Daenerys Targaryen, ofrece una cena íntima para recaudar fondos para ayudar a los afectados por el coronavirus.

El sueño de muchos fanáticos de Juego de tronos es poder compartir, así sea un instante, con Daenerys Targaryen, la reina de los dragones. Este sueño se puede hacer realidad, pues Emilia Clarke, la actriz que interpretó el popular personaje, va a ofrecer una cena virtual a sus seguidores.

La condición para poder disfrutar de esta cena es hacer una donación para la fundación Same You, que será destinada a la adquisición de material médico, conseguir más camas de hospitales y ofrecer otras ayudas para los enfermos de coronavirus.

El objetivo de la recaudación de la actriz es de 250.000 libras (más de 1.250.000.000 de pesos colombianos) y luego de completar esta meta escogerá a 12 personas aleatoriamente para que compartan una cena con ella.

“Tengo una pequeña petición: ayúdame a llegar a 250.000 libras para la fundación Same You y de manera aleatoria seleccionaré a 12 personas afortunadas para que se conecten conmigo, de manera virtual, para cocinar y cenar juntos. Discutiremos de muchas cosas, de nuestros miedos y de videos divertidos… va a ser divertido”, dijo la mujer en una publicación de Instagram.

Clarke creó su fundación Same You cuando aún trabajaba en Juego de tronos y sufrió dos aneurismas cerebrales. Esta organización benéfica ayuda a personas que están en proceso de recuperación de lesiones cerebrales y accidentes cerebrovasculares.

“Estamos creando una clínica de rehabilitación virtual para que los supervivientes de lesiones cerebrales tengan un lugar adonde ir, donde puedan sentirse seguros y no sentirse solos y aislados, lo que creo que es bueno. Necesitamos hacer todo lo posible para liberar tantas camas como sea posible”, explicó Clarke.

La iniciativa está asociada con el Hospital de Rehabilitación Spaulding, en Massachusetts, y el Hospital Universitario de Londres.