Tendencias

Home

Gente

Artículo

En esta foto del 12 de octubre de 2021, la reina Isabel II de Inglaterra sale tras asistir a un servicio de Acción de Gracias para conmemorar el centenario de la Legión Real Británica en la Abadía de Westminster, en Londres. (AP Foto/Frank Augstein, Pool, Archivo)
La Reina Isabel pasa su primera Navidad sin su príncipe Felipe de Edimburgo. - Foto: AP

jet-set de vacaciones

Realeza: la reina Isabel pasa su primera Navidad sin su príncipe Felipe

Tras la muerte del príncipe Felipe en abril de este año, la monarca pasó su primeras festividades sin la compañía de su esposo.

El pasado 25 de diciembre, la reina Isabel II envió su acostumbrado mensaje navideño, sin embargo, este año el reemplazo del príncipe Felipe de Edimburgo -una fotografía del aniversario de la boda de diamantes en 2007- junto a la monarca marcó la primera Navidad que la reina celebra sin su esposo.

El mensaje inició con una presentación de la Banda Central de The Royal British Legion y acto seguido inició un extracto de su discurso en 1997 que llevó a cabo en su aniversario de bodas con el fallecido príncipe. La transmisión fue realizada en el castillo de Windsor en la white drawing room y la reina se vistió con un elegante vestido rojo con un broche de crisantemo de zafiro que utilizó durante su luna de miel en 1947.

Después, la reina inició su discurso diciendo que “aunque es una época de gran felicidad para muchos, la Navidad puede ser dura para aquellos que han perdido a sus seres queridos. Este año especialmente, entiendo por qué”. Sin embargo, pese al dolor que siente por la pérdida, enfatizó en que al príncipe le hubiera gustado que se celebraran y disfrutaran las festividades.

No obstante, la pandemia debido a la variante ómicron volvió a interponerse en las celebraciones navideñas de la familia real, como lo fue la cancelación del viaje de la monarca a Sandringham o la tradicional cena de Navidad. “La covid vuelve significar que no celebremos como quisiéramos, sin embargo, podemos seguir disfrutando las tradiciones como cantar villancicos o decorar el árbol”, dijo la reina.

Durante el discurso también se refirió, mientras destacaba las cualidades de su esposo, al legado que este dejó como su compromiso con la juventud, el futuro y el medio ambiente, uno que ahora tienen a cargo su hijo mayor, el príncipe Carlos, y su nieto el príncipe William. También mencionó algunos eventos y proyectos que se llevarán a cabo en 2022.

Adicionalmente, la reina habló del significado de la Navidad para todos y que no solo era para los niños, ya que ellos entienden la festividad y que los adultos tan inmersos en sus problemas pierden la capacidad de ver la alegría que existe en las pequeñas cosas. La intervención de la reina Isabel terminó recordando la letra del villancico ´O Little Town of Bethlehem´: “Las esperanzas y los miedos de todos los años están en ti esta noche, les deseo a todos una muy feliz Navidad”.

Al finalizar las palabras de la reina, el evento pasó a las voces del Singology Community Choir, dirigido por Mark De-Lisser, quienes entonaron una canción navideña en un gran salón con un imponente árbol a sus espaldas. La transmisión estuvo a cargo de la BBC.

Isabel II y Felipe de Edimburgo

El príncipe Felipe comenzó a intercambiar cartas con la que en aquel entonces era la princesa Isabel, cuando ella tenía 13 años, y a quien conoció en 1934 cuando ella fue a visitar la academia naval británica. La relación se oficializó tras el regreso del príncipe de la Segunda Guerra Mundial.

La pareja se casó el 20 de noviembre de 1947 y un año después le dieron la bienvenida a su hijo mayor, el príncipe Carlos; a los dos siguientes nació la princesa Ana Elizabeth Alice Louise, y no fue hasta diez años después que nacieron Andrés Albert Christian Edward y el menor Eduardo Anthony Richard Louis.

Desde que Isabel asumió el trono tras la muerte de su padre, el rey Jorge VI, en 1952, el príncipe se convirtió en el consejero de su esposa. Pese a que el título de la morcar podría haber dejado al príncipe en segundo plano, este se dedicó a ser un intermediario, el pilar de la familia real y el mayor apoyo para la reina Isabel.

Felipe de Edimburgo se retiró de sus deberes reales a los 96 años, después de acompañar a su esposa en esta tarea es sus más de 70 años de matrimonio. El príncipe falleció el 9 de abril de 2021 a los 99 años, dejando viuda a la reina Isabel, quien cumplirá 96 años el 21 de abril y es la monarca más longeva del mundo.